El panteón familiar de Miguel Blesa en Linares

El panteón familiar de Miguel Blesa en Linares Fernando Ruso

Reportajes

Blesa ya ha sido incinerado y será enterrado el viernes en Linares

El cuerpo del expresidente de Caja Madrid llegará a su municipio natal. La familia ofrecerá un responso en el cementerio y un posterior funeral en la parroquia de San Francisco.

Pepe Barahona Fernando Ruso

Noticias relacionadas

Los restos de expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa descansarán en el cementerio de Linares, en el panteón de la familia, junto a sus padres Miguel y María Dolores. El cuerpo incinerado del banquero llegará a su pueblo natal este próximo viernes, después de que se le haya practicado la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Córdoba para determinar si se quitó la vida con un rifle de su propiedad.

Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, la familia de Miguel Blesa ofrecerá un funeral el próximo viernes a las 19.30 horas en la parroquia de San Francisco de Linares. El párroco, José Rodríguez, en conversación con una sobrina del difunto, ha explicado a este periódico que los restos del finado, incinerados este jueves, llegarán a Linares en la mañana del viernes para ser enterrados a las 11:30 en el propio camposanto linarense.

El religioso ha precisado que las cenizas serán depositadas en el panteón familiar de los Blesa de la Parra, en el cementerio jardín Virgen de Linarejos. Allí descansan Miguel Blesa Moreno, fallecido el 5 de abril de 1985, y María Dolores de la Parra Sánchez, cuyos restos están junto los de su marido desde el 17 de mayo del 2000.

El cementerio de Linares, donde descansan los padres de Miguel Blesa

El cementerio de Linares, donde descansan los padres de Miguel Blesa Fernando Ruso

El panteón, con una muy austera lápida de granito y una sobria cruz de hierro negra, está situado en la zona alta del cementerio, junto a otros de características similares. Nada que ver con los nichos que, en mayor número, se prodigan por el camposanto más moderno de Linares.

Los vecinos de este municipio de Jaén recuerdan que el entierro de la madre, el más cercano en el tiempo, llegó a tener como inesperados protagonistas al matrimonio Aznar Botella, íntimos de Blesa desde su etapa como opositor al cuerpo de inspectores de Hacienda. Allí se conocieron el expresidente y el exbanquero, una relación que facilitó al de Linares una acomodada posición al frente de Caja Madrid.

La relación entre Blesa y Aznar tuvo también consecuencias para el municipio del que partió el exbanquero. El, hasta el estallido de la polémica de las preferentes o de las tarjetas ‘black’, ilustre vecino de Linares siempre tuvo a su pueblo entre los destinatarios de las ayudas que concedía Caja Madrid. El dinero de la entidad sirvió desde para adecentar espacios públicos a organizaciones de ayuda a personas con discapacidad, amén de otras entidades religiosas.

Pero este miércoles, cuando Linares se ha desayunado la noticia del fallecimiento de Miguel Blesa, la respuesta ha sido casi unánime y tibia, muy tibia, como si el apellido Blesa cargase sobre sí con un estigma de difícil digestión para quienes fueron sus vecinos. “En el pueblo siempre estuvo muy bien visto —cuentan muchos vecinos—, hasta que…”.