Consumo de cannabis./

Consumo de cannabis./ E.E.

Europa

España, a la cabeza de la UE en consumo de cocaína y cannabis

El Observatorio Europeo sobre Drogas alerta de "una posible uberización del comercio de la cocaína" gracias a los teléfonos inteligentes.

Bruselas

Noticias relacionadas

La oferta y disponibilidad de cocaína en Europa se sitúa en máximos históricos, con unos niveles de de incautaciones sin precedentes, tanto en número como en cantidades requisadas. Aunque el precio al pormenor se mantuvo estable, su pureza en la calle alcanza la cota más elevada en una década, lo que también es indicativo de la creciente disponibilidad de la cocaína, según alerta el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías en su último informe anual publicado este jueves.

En 2017 se notificaron más de 104.000 incautaciones de cocaína en las que se aprehendieron 140,4 toneladas. Esta cifra supera en más de 20 toneladas el anterior máximo histórico de 2006 y duplicó la cantidad incautada en 2016. España, Bélgica, Francia y Holanda son ahora las principales puertas de entrada de esta droga a la Unión Europea. 

"Hasta hace cuatro años, el país que realizaba más del 50% de las incautaciones de cocaína era España y a todo el mundo le parecía lógico por las relaciones entre España y Latinoamérica. Pero ahora hay una enorme diversificación", ha explicado el director del Observatorio, Alexis Goosdeel. La cocaína entra mayoritariamente en Europa de contrabando en fletes marítimos, especialmente en contenedores. El Caribe y África Occidental y del Norte son las principales zonas de tránsito.

Además, el uso de las redes sociales, los mercados del "internet oscuro" (darknets) y las ténicas de cifrado están haciendo cada vez más fácil que personas en solitario o en grupos pequeños participen en el tráfico de drogas. Por lo que se refiere a la cocaína, el Observatorio destaca que están apareciendo "innovadores métodos de distribución".

El ejemplo que se cita en el informe es de los "servicios telefónicos" (call centers) para la obtención de esa droga, que disponen de mensajeros para poder ofrecer una entrega rápida y flexible. Estos métodos "reflejan una posible uberización del comercio de la cocaína" y también indican que "hay un mercado competitivo en el que los vendedores compiten por ofrecer servicios que van más allá del propio producto".

.-

.-

Un año más, España sigue a la cabeza de la UE tanto en consumo de cocaína como de cannabis, aunque la prevalencia de ambas sustancias ha bajado en los últimos diez años. Unos 2,6 millones de jóvenes europeos entre 15 y 34 años (el 2,1% del total) han probado la cocaína en el último año. España es el sexto país de la UE con mayor consumo de cocaína en esta franja de edad (con una prevalencia del 2,8%). Sólo le superan Reino Unido (4,7%), Holanda (4,5%), Dinamarca (3,9%), Francia (3,2%) e Irlanda (2,9%).

España, Italia y Reino Unido concentran casi tres cuartas partes (73%) de los pacientes que inician tratamiento especializado relacionado con la cocaína en Europa. En 2017, cerca de 73.000 pacientes que iniciaron tratamiento especializado y más de 33.000 pacientes nuevos citaron la cocaína como droga principal.

El cannabis sigue siendo la droga ilegal más prevalente en Europa. Unos 17,5 millones de jóvenes (el 14,4%) la han fumado en el último año. España es el cuarto país de la UE con mayor tasa de consumo (18,3%), por detrás de Francia (21,8%), Italia (20,9%) y República Checa (19,3%).

.-

.-

La creación de mercados legales de cannabis recreativo fuera de la UE está impulsando la innovación en el desarrollo de productos (por ejemplo soluciones líquidas para vapear, productos comestibles y concentrados), algunos de los cuales están llegando ya al mercado europeo, donde representan un nuevo reto para la detección y el control de drogas, alerta el Observatorio.

Se calcula que en torno al 1% de los adultos de la UE consumen cannabis a diario o casi a diario. En 2017, alrededor de 155.000 personas iniciaron tratamiento en Europa por problemas relacionados con el consumo de cannabis, que se ha convertido ya en la sustancia más mencionada como principal razón para buscar ayuda por los consumidores que recurren por primera vez a servicios especializados en tratamiento de drogodependencias.

En 2017, los países de la UE notificaron 782.000 incautaciones de productos de cannabis  (hierba, resina, planta y aceite), lo que la convierte en la droga más aprehendida en Europa. La cantidad de resina requisada es más del doble que la de hierba (466 toneladas frente a 209). Debido a su proximidad a Marruecos, España es un país especialmente importante en cuanto a cantidad de resina incautada, que representa el 72% del total de la UE.