Le Pen, en la torre Trump.

Le Pen, en la torre Trump. @GideonResnick Twitter

EEUU

Marine Le Pen visita la Torre Trump en Nueva York

La líder populista francesa no ha aclarado si se reunirá con el presidente electo de EEUU.

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional francés, ha sido avistada tomando café con tres hombres en la Torre Trump de Nueva York a una semana de que el dueño del rascacielos se convierta en presidente de Estados Unidos.

Le Pen no ha aclarado su propósito a los periodistas presentes, pero la prensa local informa de que el equipo de Trump niega que la gala vaya a reunirse con el presidente electo o sus asesores. El futuro secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha compartido un tuit de un reportero de CNN donde lo cita confirmando esta información.

Eso no ha impedido que la etiqueta #TrumpTower se haya vuelto la principal tendencia de Twitter en Francia en la noche de este jueves en que se celebra el primer debate de las primarias del Partido Socialista galo. A esta hora, sin embargo, las principales cabeceras francesas no se hacen eco de la visita en sus portadas digitales.

La agencia de noticias Reuters ha identificado a los hombres que tomaban café con la política gala como Louis Aliot, vicepresidente del Frente Nacional, su asesor en materia internacional Ludovic De Danne y George Lombardi, un empresario amigo de Trump que vive en la torre.

Le Pen no sería la primera líder populista europea en reunirse con el futuro mandatario estadounidense. Poco después de su triunfo electoral, Trump recibió en su baluarte neoyorquino al líder eurófobo británico Nigel Farage. Juntos posaron sonrientes en una foto que dio la vuelta al mundo.

Trump, que ha alabado el brexit como "algo genial", propuso al padre de UKIP para el cargo de embajador de Reino Unido en EEUU, pero el Gobierno de Theresa May rechazó la idea. "A muchos les gustaría ver a Nigel Farage representando a Reino Unido como embajador ante Estados Unidos. ¡Haría un gran trabajo!", tuiteó el magnate.

Como Farage, Le Pen, que también defiende la salida de su país de la Unión Europea, celebró la victoria de Trump sobre Hillary Clinton como parte de “un gran movimiento mundial” para alterar el orden establecido. “Son buenas noticias para nuestro país”, afirmó.

En una entrevista con CNN la líder gala aseguró que “Donald Trump ha hecho posible lo que se presentaba como completamente imposible”. “Es un signo de esperanza para aquellos que no aguantan la globalización salvaje, que no soportan la vida política dirigida por las élites”.

Son muchas las cosas que Trump y Le Pen tienen en común. De hecho, en 2015 el New Yorker calificó al republicano como el Le Pen de EEUU. Así, la dirigente del Frente Nacional defiende restringir la inmigración, reforzar la frontera y muestra simpatía por el presidente ruso, Vladímir Putin. En noviembre afirmó que el trío Le Pen-Trump-Putin “sería bueno para la paz en el mundo”.

Las encuestas pronostican que en las elecciones presidenciales que Francia celebrará en los próximos meses Le Pen pasará a la segunda ronda pero perderá frente al candidato conservador François Fillon. Sin embargo, los sondeos han demostrado que pueden equivocarse cuando se trata de populismos.

Tras tomar posesión el día 20, Trump tendrá a su lado como estratega jefe de la Casa Blanca a Steve Bannon, exdirectivo del portal de ultraderecha populista Breitbart News, que simpatiza con Le Pen y los populismos europeos.

Breitbart prepara de hecho una expansión a suelo germano y francés, como informó este diario. Antes de abandonar su cargo en la cabecera digital, Bannon dijo en la radio que "Francia es el sitio en el que estar, con las mujeres de la familia Le Pen; Marion Maréchal Le Pen [sobrina de Marine y diputada en la Asamblea Nacional] es una estrella en alza".