Los preparativos del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad ya están en marcha. Este jueves a primera hora los bombos que contendrán todos los números han llegado al Teatro Real de Madrid, donde descansarán hasta el 22 de diciembre, día en el que toda España estará expectante a la espera del ansiado Gordo. 

Noticias relacionadas

Sobre las 9:00 horas, dos camiones y una decena de operarios han descargado y subido al escenario a los que serán protagonistas absolutos, con permiso de los niños de San Ildefondo, los bombos y las bolas que se utilizarán para repartir los 2.80 millones de euros en premios de la Lotería de Navidad. 

El día 22 habrá cuatro bombos, dos titulares y otros dos suplentes por si hay algún problema técnico. Estos bombos, de latón rojo, han sido fabricados en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera y están hechos de una aleación de plomo y estaño. 

Sobre el escenario, el día del sorteo habrá dos bombos. El grande, que mide 2,8 metros y pesa cerca de 800 kilos, será el encargado de sacar los números premiados, y el pequeño, que contendrá los premios, mide 70 centímetros y pesa 400 kilos. 

Junto a los bombos, también ha llegado al Teatro Real la tolva (que es un recipiente transparente con forma de embudo que traslada las bolas al bombo) y las liras (el expositor en el que se ponen las bolas antes del sorteo), que estarán custodiados bajo estrictas medidas de seguridad hasta el día 22. También las bolas encargadas de repartir los millones, hechas de madera de boj de Galicia, pesan exactamente tres gramos y miden 18 milímetros y siempre son las mismas, aunque como cada año se han sustituido algunas bolas que han sufrido rozamientos.

El Teatro Real ha sido el hogar navideño de los bombos durante siete años consecutivos a escasos días de la celebración del sorteo, pero esto no impedirá que continúe con su trajín habitual, y obras como Il Pirata de Vincenzo Bellini se seguirán representando mientras el material para el sorteo descansa bajo el escenario, hasta el día 21 que realizarán el ensayo final junto con los niños de San Ildefonso.