Rivera, tras su mitin en la Plaza de Sant Jaume.

Rivera, tras su mitin en la Plaza de Sant Jaume. Quique García Efe

Política BARCELONA

Rivera: "Cuando le dije a Sánchez la que se iba a liar en Cataluña, se mofó"

El líder de Cs ha reunido a cientos de personas y gran parte de su Ejecutiva frente al Palau de la Generalitat para pedir un 155 que "eche a Torra".

Noticias relacionadas

Albert Rivera ha reunido a centenares de personas y a gran parte de la Ejecutiva de su partido frente al Palau de la Generalitat, en la barcelonesa Plaza de Sant Jaume. En un mitin repleto de banderas catalanas, españolas y europeas, ha clamado por la aplicación de un 155 que pueda "echar a Torra", al que define como un "pirómano que amenaza el orden público".

El candidato de Ciudadanos ha contado a los presentes que esta semana se le han "saltado las lágrimas" al ver en la televisión los sucesos de Cataluña: "Ardían las calles donde nací. Contemplar Barcelona como símbolo de los radicales me ha roto el alma. Por eso tenía muchas ganas de estar aquí con vosotros".

A partir de ahí, el discurso de Rivera ha girado en torno a dos premisas: la "inacción de Sánchez" y el "peligroso Torra". Al primero le ha recriminado no haber visitado todavía Barcelona -Marlaska, ministro del Interior, tampoco lo hizo hasta este domingo- y al segundo lo ha tachado de un "poderoso que llega a cortar autopistas en coche oficial". "¡Con un par!", ha ironizado el mandatario liberal.

Rivera, Arrimadas y Roldán agradecen con flores a los agentes su trabajo en Cataluña

Rivera ha hecho un repaso cronológico a sus conversaciones con Pedro Sánchez. Primero, se ha referido a esa reunión que le pidió "hace cuarenta días": "Le avisé de lo que iba a pasar y se mofó". "Cree que esto del 155 es un peñazo y que nosotros somos muy pesados", ha criticado. Después ha comentado "la llamada del lunes": "Le dije que aplicara la Constitución y que estaría a su lado, pero no quiso". Y, por último, ha mencionado el encuentro en Moncloa del miércoles: "Nada, tampoco".

"Estamos aquí -ha incidido Rivera- porque no permitiremos que Cataluña sea un territorio sin ley. Eso no se puede permitir en una democracia. Ahora no hay nada más español que ser catalán y español en Cataluña", ha arengado.

"¡Las calles son de todos!"

Para combatir el lema "las calles serán siempre nuestras" del movimiento independentista, Rivera ha acuñado el "las calles son de todos", que han coreado sus correligionarios con entusiasmo. "¡Viva la Policía, la Guardia Civil y los Mossos!", ha exclamado.

"Os prometo que hay vida después del procés y democracia tras la violencia. Somos muchos más los españoles que queremos vivir juntos", se ha despedido el político catalán.

Antes, le han precedido en el escenario Inés Arrimadas y Lorena Roldán -candidata al Congreso por Barcelona y líder en Cataluña respectivamente-. Quien ganara allí las últimas elecciones autonómicas ha definido la Plaza de Sant Jaume como "el lugar del mundo con mayor valentía por metro cuadrado": "Somos catalanes, españoles y europeos sin complejos".

Arrimadas ha agradecido el "esfuerzo" de quienes han acudido al mitin porque "esa Cataluña también tiene que verse y escucharse": "Sacar aquí la bandera nacional es un acto de heroicidad. Somos los catalanes que un día no pudimos más y decidimos romper el silencio". "¿No os gustaría que alguien que ha sufrido como vosotros dirigiera el gobierno de este país? Rivera lleva diez años jugándose el tipo", se ha despedido.

Lorena Roldán, por su parte, ha criticado a Iceta por "ponerse de perfil" el día que se votó la moción de censura a Torra: "¿Ahora sí le parece peligroso? Ay, el PSC siempre con la calculadora electoral en la mano".