El actor Dani Mateo durante su polémica actuación en El Intermedio.

El actor Dani Mateo durante su polémica actuación en El Intermedio.

Política POLÉMICA

Dani Mateo se suena con la bandera pero no le va mal en España: tiene tres casas a nombre de una sociedad

Dani Mateo está en medio de la polémica desde que decidió limpiarse los mocos con la bandera de España en uno de los chistes del programa El Intermedio. Sin embargo y de una forma mucho más discreta, el humorista ha amasado en los últimos ocho años un importante patrimonio, colocado a nombre de una sociedad controlada por él mismo, y que acumula desde febrero de 2008 casi un millón de euros en activos, con tres viviendas en Madrid y Barcelona como principales avales.

El patrimonio del actor se estructura entorno a la firma Gracias Por La Propina SL, abierta como una firma dedicada a la gestión de salas de espectáculos. Controlada desde una zona residencial de la sierra de Madrid, la firma tuvo un importe neto de la cifra de negocios de 497.977 euros en 2017 pero ha servido además para escriturar tres viviendas que pasan a formar la mayoría del patrimonio neto de la empresa: 495.000 euros. Casi medio millón de euros limpios sin deudas con los bancos.

Según los registros públicos, la sociedad de Mateo fue abierta en Barcelona en febrero de 2008 pero con un código fiscal distinto: el 9329, que corresponde a "actividades recreativas y de espectáculo" y que se acerca mucho más a la labor profesional de su administrador como colaborador en televisión y radio. En aquellas fechas, el volumen de negocio de la firma era de 150.000 euros al año, sin definir de forma concreta la causa de sus ingresos, más allá de "espectáculos en salas y locales entre otros".

Si Dani Mateo hubiera utilizado esa firma para canalizar sus ingresos personales (algo que no aparece reflejado en las cuentas), debería haber refacturado después según la normativa al menos el 85% de ese dinero como persona física. En la partida de "Gasto de personal" refleja sin embargo únicamente 3.239 euros. El grueso del dinero se va en "otros gastos de explotación", la partida que engloba los arrendamientos, los servicios profesionales independientes (pago de autónomos con encargos puntuales por ejemplo) y los suministros generales. En 2009 por poner un ejemplo, la empresa del humorista sacó en limpio 13.845 euros tras facturar 150.281. Por ello el impuesto sobre beneficios de la sociedad salió a devolver: 4.615 euros. 

Aumentos de facturación

La subida de facturación de Gracias Por La Propina SL ha sido cíclica desde entonces, aumentando su patrimonio gracias a las inversiones inmobiliarias, además de realizar pequeñas imposiciones a corto plazo en productos bancarios.

En 2011, Mateo hace una aportación a su propia empresa de 71.000 euros. Con esos fondos, facilita la compra un año después de una vivienda en la calle Bailén de Barcelona. El actor se subroga entonces a una hipoteca que el constructor tiene con el Banco Sabadell para comprar una casa de 83 metros cuadrados en un edificio histórico del centro de la Ciudad Condal, que pasa a engrosar el patrimonio de su sociedad.

En ese año, el domicilio social de la empresa había sido trasladado ya a la sierra de Madrid y la firma registra la primera "inversión inmobiliaria", valorada en 365.750 euros. El activo de la empresa pasa de los 288.000 a los 742.000 euros. La cifra neta de negocio pasa a ser de 324.903 euros y el resultado final del ejercicio, tras descontar los gastos declarados, es de 25.662 euros. Por eso le vuelve a salir a devolver la declaración. Esta vez por valor de 16.763 euros. 

La casa de un desahucio

Un año después, en 2013, la empresa de Mateo registra la compra de una nueva vivienda, también en la Ciudad Condal y también hipotecada por el Sabadell. Los registros públicos reflejan que el inmueble, de 86 metros cuadrados, tiene un derecho de tanteo para la Administración inscrito por un notario de El Vendrell. Desde 2015, la legislación marca que este tipo de anotaciones se realizan cuando el inmueble en cuestión ha sido objeto de un "proceso de ejecución hipotecaria", es decir: un desahucio.

Según las inscripciones oficiales, la casa se compró con una hipoteca de 61.000 euros que vencerá en 2023 y está también a nombre de la sociedad. 

La tercera inversión inmobiliaria llegó cinco años después, en verano de 2017, con un nuevo préstamo de 200.000 euros para comprar una vivienda de 71 metros cuadrados en el centro de Madrid. 

Según sus últimas cuentas presentadas, Gracias Por La Propina SL acumula ya 789.546 euros en patrimonio inmobiliario, aunque registra por ello 419.000 euros de deudas a largo plazo con los bancos, fruto de las distintas hipotecas.

Por ello, entre lo que tiene en las cuentas bancarias y lo que ha pagado ya por las casas, Mateo tiene en limpio gracias a esta firma 495.052 euros. Y eso que sus compras parecen un negocio ruinoso. Sobre el papel, el coste de sus inversiones ha sido de 867.086 euros, pero el actor declara un deterioro en el valor de las viviendas de 77.539 euros tras varios años de crisis. Es decir: que ha perdido dinero.