El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras

El exvicepresidente catalán Oriol Junqueras EFE

Política CATALUÑA

Junqueras sigue boicoteando tras 100 días de cárcel los planes 'caudillistas' de Puigdemont

El líder de ERC y su portavoz fuera de prisión han insistido en que no se le investirá a distancia si no hay un acuerdo para un Govern efectivo.

Han pasado tres semanas desde que ERC y JxCat empezaran a negociar el acuerdo de investidura, y cien días desde que el líder de los republicanos ingresara en prisión. "El mejor regalo que nos podéis hacer hoy es hacer Govern, recuperarlo para avanzar nacionalmente y socialmente", ha expresado este sábado Oriol Junqueras desde la cárcel de Estremera.

No obstante, no le convence la forma en la que JxCat quiere hacerlo. Horas antes, la secretaria general de su partido, Marta Rovira, daba un portazo a la propuesta de JxCat para investir president a Puigdemont a distancia. Quieren reconocer a los miembros cesados del govern en Bruselas, pero acordar una investidura "operativa y efectiva" en Cataluña. Algo que también ha defendido públicamente Junqueras: combinar una presidencia simbólica con otra ejecutiva.

Así, JxCat se ha encontrado solo ante su propuesta de reformar la Ley de Presidencia para que Puigdemont pueda ser investido sin necesidad de que esté presente en el hemiciclo. Desde ERC, además, alertan: sería impugnada de forma inmediata ante el Tribunal Constitucional (TC) y abriría un nuevo contencioso con el Estado.

"No necesitamos ni queremos acuerdos a medias, sino acuerdos globales que permitan gobernar al país y avanzar", expresaba este sábado Rovira en su intervención durante el Consell Nacional del partido. El acuerdo con JxCat sigue lejos y la investidura de Puigdemont como planean en su partido se aleja.

Rovira, que ha apuntado a que los mensajes que Junqueras le manda desde la cárcel le empujan a seguir trabajando para "construir un país más justo y más libre", ha insistido en que que ERC no presentará ninguna medida hasta que no haya "un acuerdo sólido y firme". 

Negociaciones sin avance

Lo cierto es que han pasado 50 días desde las elecciones del 21-D y la investidura del president de la Generalitat no llega. Rovira asegura que hay un consenso en Cataluña para reconocer la legitimidad del candidato de JxCat y a la vez formar un Govern efectivo en Cataluña. Algo que no se está atando en las negociaciones.

Con la pelota en el tejado de JxCat, el diputado en el Parlament Josep Rull ha evitado este sábado tensar todavía más las relaciones entre los dos partidos separatistas y ha asegurado que "si se nos pide más tiempo, nosotros damos este tiempo, estoy convencido de que finalmente acabaremos haciendo que este acuerdo pueda ser operativo".

Y es que es este punto, el de "Govern efectivo", lo que les distancia de ERC. Rovira pide a la formación de Puigdemont "lealtad, confianza y rigor" para avanzar. Pero marca dos líneas claras para llegar al pacto: "Reconocimiento y operatividad, las dos cosas a la vez".