Albert Rivera en la sesión de control al Gobierno.

Albert Rivera en la sesión de control al Gobierno. EFE

Política EL ROMPECABEZAS CATALÁN

Rivera propone que el idioma cooficial no sea un requisito para ejercer la medicina

Cs responde al decreto balear con una ley que sitúe al catalán, el euskera y el gallego como mérito y no como requisito. Para un profesor de catalán, el idioma sería un requisito, pero para un cirujano no, aunque podría puntuar para acceder a la plaza.

Ciudadanos ha enseñado los dientes al Gobierno esta semana en respuesta a los ataques que está recibiendo por parte del PP desde las elecciones catalanas. Albert Rivera ha advertido a Mariano Rajoy de que se puede quedar sin el apoyo de los 32 diputados naranjas. Rivera ha condicionado el acuerdo de investidura al cumplimiento íntegro de los 150 puntos del pacto que suscribieron. La legislatura, a poco más de un año de las elecciones municipales, autonómicas y europeas, está en el aire.

Ciudadanos no se ha quedado ahí. En la parte proactiva, el partido naranja ha abierto la puerta a pedir cuentas al Ejecutivo por su gestión de la crisis separatista en Cataluña. Y ha atacado el flanco lingüístico con una propuesta presentada este viernes para que el conocimiento de las lenguas cooficiales sea un mérito y no un requisito para acceder a un puesto de trabajo en la función pública. Una respuesta al polémico decreto balear que exige catalán a los médicos.  

Rajoy pide a Rivera no confundirse de adversario

La tregua no se ha roto

Rivera inició esta semana una nueva línea de oposición con su pregunta a Rajoy sobre el presunto uso de dinero del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para financiar el referéndum del 1-O. El jefe del Ejecutivo respondió a Rivera en el Congreso que no se equivoque de adversarios. Ciudadanos niega haber roto tregua alguna en relación a Cataluña.

Fuentes de la dirección del partido aseguran que seguirán apoyando el 155 y todas las respuestas que dé el Gobierno al proceso separatista. "Eso no quita para que se pidan explicaciones por los errores que se hayan podido cometer, como ha ocurrido con el FLA", dicen estas fuentes.

En el caso del FLA, por ejemplo, Rivera emplazó a Rajoy a forzar dimisiones si se demuestra que la Generalitat pagó el 1-O con el FLA. El Gobierno niega esta financiación, que sin embargo resulta evidente para el juez del juzgado 13 de Barcelona que instruye el caso de los preparativos del referéndum.

La formación naranja ha sido crítica en el pasado con algunos aspectos de la gestión del Gobierno ante el golpe separatista. Uno de sus principales argumentos, que han expuesto tanto en público como en privado, es el error que en su opinión supuso la operación diálogo con ERC. Sin embargo, y en líneas generales siempre ha apoyado las decisiones de Rajoy. 

Rivera no ha desvelado qué cartas jugará en esta nueva estrategia sobre Cataluña. Lo que Ciudadanos no va a abandonar es el discurso a favor de la unidad y la igualdad que le ha permitido ganar el 21-D y que tan buen resultado les está dando también en las encuestas. El sondeo de Metroscopia para El País publicado este viernes consolida a Ciudadanos como la primera fuerza política del país. Rivera, según esta encuesta, tendría casi siete puntos de ventaja sobre el PP.

Cs ataca el flanco lingüístico

En esa línea, Ciudadanos ha registrado una proposición de ley para que el conocimiento de las lenguas cooficiales sea un mérito y no un requisito en el acceso a un puesto de trabajo en la función pública. Esta iniciativa modifica la ley del estatuto básico del empleado público para evitar que una legislación autonómica pueda imponer la lengua de ese territorio de manera genérica.

Por tanto, según los cambios que plantea el grupo naranja, el conocimiento de la lengua cooficial sólo podrá ser considerado como un mérito a valorar, en el contexto de la realidad social del puesto de trabajo y de manera "proporcionada" al mismo. Al poner algunos ejemplos, el número dos del partido José Manuel Villegas ha señalado que para un profesor de catalán sería un requisito, pero no para un cirujano, aunque podría puntuar para acceder a esa plaza.

Ciudadanos ha respondido así al polémico decreto balear, que exigirá catalán a los médicos para tener plaza fija. La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha pedido su retirada.

Cs propone que el idioma cooficial no sea un requisito para la función pública

Por otro lado, el portavoz del grupo naranja en el Congreso, Juan Carlos Girauta, preguntará a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por el borrador de nuevo Estatuto de autonomía para el País Vasco.

"¿Qué opinión le merece al Gobierno el desafío a la democracia planteado por el PNV con su nueva propuesta de un referéndum para la independencia del País Vasco?", dice la pregunta de Girauta. El Gobierno necesita al PNV para sacar adelante los Presupuestos.