El vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans

El vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans Comisión Europea

Política

Bruselas pide al Gobierno catalán que respete la Constitución española

El vicepresidente de la Comisión matiza a Juncker, que había sugerido que aceptaría un sí a la independencia.

Bruselas

Noticias relacionadas

Tras el revuelo generado por las confusas declaraciones de Jean-Claude Juncker sobre la crisis catalana, la Comisión Europea ha salido en tromba para despejar cualquier ambigüedad. Además de repetir la postura oficial de Bruselas, Juncker había agregado que respetaría un eventual sí a la independencia de Cataluña. Unas palabras que los partidos secesionistas han interpretado como un respaldo a sus tesis. Su número dos, el vicepresidente Frans Timmermans, ha asegurado este viernes que esta interpretación es incorrecta y ha pedido al Gobierno catalán que respete la Constitución española

"Nosotros nos remitimos al orden constitucional en España y al respeto de la Constitución española. No puede haber malentendidos en esto", ha dicho Timmermans en rueda de prensa. "Estos temas son competencia de los Estados miembros. Pero por lo que se refiere a las relaciones de la UE, y esto es una cuestión que tiene que ver con el Estado de derecho, cabe esperar que todos los actores en cualquier Estado miembro respeten el orden constitucional del Estado del que forman parte", ha resaltado.

"Pedimos el respeto de las Constituciones de nuestros Estados miembros", ha insistido el vicepresidente primero cuando se le ha interrogado por si la Comisión está dispuesta a ejercer un papel de mediación entre el Gobierno español y el catalán y apoyar un referéndum pactado. "El principio fundamental es el respeto del orden constitucional de los países miembros, esa es la línea directriz de nuestra actividad", agrega.

La Constitución, punto de partida

¿Reconocerá entonces la Comisión el resultado del referéndum de independencia del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional?, le han repreguntado a Timmermans. "Lo que dice la Comisión es que esperamos que los Estados miembros y los ciudadanos que respeten el orden constitucional, el resto lo puede deducir usted", ha respondido.

"No quiero entrar en el debate español. Pero está claro que para la Comisión, y para su presidente para no crear equívocos, el respeto de la Constitución española es el punto de partida de cualquier debate", subraya Timmermans.

También el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas, ha asegurado que las palabras de su jefe han sido manipuladas por los independentistas catalanes. "El presidente Juncker, en su entrevista en Euronews, reiteró la posición de la Comisión sobre este tema, que es bien conocida y se remonta a la etapa de Prodi. Dejó claro su respeto a la Constitución española", ha señalado.

"Dijo que las decisiones del Tribunal Constitucional español tienen que respetarse antes de que cualquier resultado de un posible referéndum pueda ser aceptado. Sólo si se cumple esta condición, si se respetan las decisiones del Tribunal Constitucional y del Parlamento español, entonces el resultado podría respetarse", sostiene el portavoz.

Y ha dirigido un dardo a los independentistas que, como el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, han utilizado las palabras de Juncker para sostener sus tesis. "Todo el mundo lo ha entendido excepto la gente que no quiere entenderlo en cualquier caso. Y en eso me temo que no podemos ayudar mucho", ha indicado Schinas.