Tajani dice que respetar la ley es una obligación

Tajani dice que respetar la ley es una obligación Yves Herman Reuters

España

La Eurocámara avisa: "Los independentistas van contra la legalidad de la UE"

Tajani reitera que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la Unión.

Bruselas

En Bruselas aumenta la preocupación por el desafío soberanista en Cataluña. El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, ha abandonado este jueves la tradicional cautela de las instituciones de la UE y ha lanzado un aviso a los secesionistas catalanes: al incumplir la Constitución española con su referéndum ilegal de independencia están atacando también la legalidad de la Unión Europea. 

La intervención de Tajani deja claro no sólo que una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la UE, sino que no cumpliría las condiciones para reingresar en el club. Todo un misil a la línea de flotación del independentismo catalán, que se declara europeísta y sostiene que el Estado que pretende crear formará parte de la Unión.

"Cualquier acción contra la Constitución de un Estado miembro es una acción contra el marco legal de la Unión Europea", ha dicho Tajani en una carta dirigida a la eurodiputada liberal independiente Beatriz Becerra. "El marco constitucional de los Estados miembros forma parte del marco legal de la Unión Europea. Su respeto debe garantizarse en todo momento. Son un pilar fundamental de nuestro sistema de libertades y valores en los que se funda la Unión", escribe el presidente del Parlamento.

Respetar la ley es obligatorio

"El Estado de derecho es la espina dorsal de las sociedades modernas y pluralistas y de las democracias constitucionales. Respetar el Estado de derecho y los límites que impone a los que están en el Gobierno no es una opción sino una obligación", resalta Tajani. 

En su misiva, el presidente de la Eurocámara reitera además palabra por palabra la doctrina oficial de la UE sobre la secesión de territorios europeos que formuló por primera vez en 2004 el entonces presidente de la Comisión, Romano Prodi.

"Cuando una parte del territorio de un Estado miembro deja de formar parte de ese Estado, por ejemplo porque se convierte en un Estado independiente, los tratados dejarán de aplicarse a este Estado. En otras palabras, una nueva región independiente, por el hecho de su independencia, se convertirá en un país tercero en relación a la Unión", recuerda Tajani.

Becerra se ha felicitado por las palabras del presidente de la Eurocámara por considerar que "vinculan la suerte de España a la de la Unión Europea y consideran que el golpe de Estado secesionista es también un ataque a la legalidad de la Unión". "El supremacismo étnico y cultural de los secesionistas no tiene cabida en la UE", ha agregado.

"El intento de golpe de Estado en Cataluña es un desafío a la democracia tan serio como el ataque del Gobierno polaco a su Estado de derecho y merece una respuesta política igual de dura", sostiene la eurodiputada liberal. La Comisión ha expedientado a Varsovia por poner en riesgo el Estado de derecho, pero ha rechazado intervenir en la crisis catalana. Becerra admite no obstante que son las autoridades españolas las que deben actuar en primer lugar.

La UE, cauta ante la crisis catalana

La propia eurodiputada liberal admite que la carta de Tajani -fechada este 7 de septiembre- "es lo más lejos, hasta la fecha, que ha ido un cargo de la UE en relación con el intento de secesión en Cataluña". Las instituciones comunitarias han optado por la máxima cautela frente a a crisis catalana. Alegan que es un asunto interno español. La Comisión de Jean-Claude Juncker ha eludido pronunciarse pese a que los periodistas han preguntado en las ruedas de prensa de este miércoles y jueves.

"No tenemos posición, comentario ni opinión sobre cuestiones del orden constitucional interno de los Estados miembros", ha dicho el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas. Eso sí, en sus visitas a la capital comunitaria, Puigdemont se ha encontrado con las puertas cerradas. Una señal diplomática de que sus tesis independentistas no cuentan con la simpatía de la UE.

Al mismo tiempo, entre los grupos mayoritarios de la Eurocámara aumenta la inquietud por lo que está pasando en Cataluña. "Pedimos el respeto de los principios democráticos y del Estado de derecho", ha escrito en Twitter el Partido Popular Europeo, al que pertenecen tanto Tajani como Juncker o la canciller alemana, Angela Merkel.

Por su parte, el eurodiputado del PSOE Ramón Jáuregui ha dicho este jueves que toda Europa ve "insostenible" un proyecto de independencia unilateral como el que promueve el Gobierno catalán"No es posible ningún proyecto político en el siglo XXI en Europa fuera de la Unión. Y creo que todo el mundo lo sabe y eso hay que decírselo a los catalanes", ha señalado Jáuregui.