Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, este jueves.

Arnaldo Otegi, coordinador general de EH Bildu, este jueves. Efe

España Investidura

Otegi clama por Ternera y se suma a ERC contra la investidura de Sánchez

El líder de EH Bildu carga contra Sánchez y aleja su apoyo a la investidura al considerarlo "enemigo de la paz".

Este jueves, ERC dejó claro a Pedro Sánchez al tumbar a Miquel Iceta como senador que si su investidura como presidente del Gobierno depende de sus votos, sudará para ser elegido. Poco después, Arnaldo Otegi hacía lo propio al poner el grito en el cielo por la detención de José Antonio Urrutikoetxea, conocido como Josu Ternera, perseguido por los tribunales de Francia y por España.

Según Otegi, Sánchez es un "enemigo de la paz" por la detención, efectuada por los cuerpos de seguridad españoles y franceses. El líder de EH Bildu advirtió intereses electoralistas en Sánchez o incluso una obsesión con el pueblo vasco y catalán.

"¿Por qué ahora?", se preguntó en una rueda de prensa. Según él, el Estado "piensa que las cosas se arreglan con más autoritarismo" y la detención del prófugo de la Justicia, que llevaba 17 años fugado, se debe a una estrategia política premeditada dirigida también contra "peligrosísimos delincuentes catalanes por el delito de haber puesto urnas para que la gente vote".

Otegi también cree que el diálogo de Sánchez con los independentistas catalanes y vascos está herido de muerte y vincula su estrategia a la de ERC, partido con el que EH Bildu se presenta a las elecciones europeas y con quien podría conformar grupo propio en el Congreso de los Diputados. 

Las consecuencias podrían ser amplias. Según Otegi, este jueves no era el día "más apropiado" para hablar de la investidura de Sánchez. "Lo que les decimos es que si las cosas no transitan por la vía del diálogo, el acuerdo y la negociación, si los problemas políticos no se resuelven con criterios políticos y a través de la negociación política, pues no se van a resolver, y ahí nos vamos a mantener". 

Sus diputados en Madrid pusieron esta semana tres condiciones antes de plantearse un apoyo a Sánchez: derechos y libertades ciudadanas, avances en lo que consideran el derecho a autodeterminarse de Euskadi y Cataluña actuaciones en favor de lo que llaman "presos políticos", aunque sobre ellos, como es el caso de Ternera, pendan asesinatos de sobra conocidos.