Bonilla y Casado en campaña.

Bonilla y Casado en campaña.

España

Moreno Bonilla quiere hablar con Vox pero Marín sólo contempla pactar con el PP

Juanma Moreno, el líder del Partido Popular en Andalucía y candidato a presidir la Junta, ha confiado hoy en "entenderse" con el candidato de Ciudadanos, Juan Marín, porque los andaluces "no perdonarían un ejercicio de tacticismo político o de ombliguismo", y ha opinado que también con Vox están capacitados para llegar a "un punto de encuentro". "No hemos hablado con Vox pero hablaremos y veremos su actitud y objetivos", ha dicho Moreno.

Sin embargo, Juan Marín sostiene que "la única fuerza política del cambio que ha crecido es Ciudadanos" y ha remarcado que , por el momento, no se plantea recibir el apoyo de Vox. El líder andaluz de la formación naranja ha esgrimido que su partido ha apoyado anteriormente a PSOE y PP en distintas comunidades y que ahora ambos partidos "deberían pensarlo, porque es el turno de Ciudadanos".

"Los andaluces han hablado muy claro: Ciudadanos es el único partido que crece espectacularmente", ha reivindicado Marín, que ha asegurado que su partido "ha generado esa ilusión" que ha permitido "un día histórico en el que los andaluces han cambiado de decisión" y que lleva a que "por fin después de 40 años el PSOE salga del gobierno". "Díaz tiene que ser un poco más humilde, pensar qué ha hecho mal, y quizá se debía plantear poder apoyar un gobierno de Ciudadanos", ha aseverado Marín.

El dirigente del PP-A no ve razonable que Marín se presente a la investidura tras haber sido tercera fuerza y después de que en Cataluña, donde ganaron, no lo hicieran. "Hay cinco puntos de diferencia, eso debe ser respetado", ha indicado Moreno, quien entiende que "en el orden del cambio hace falta criterio" y es el PP el que debe presidir la Junta.

La postura de Vox sobre un acuerdo la desconoce Moreno, pero ha advertido de que "sería un gravísimo error frustrar las ansias de cambio que tiene el electorado"."A mí me toca ordenar la transición hacia el cambio, no debemos mirar ni tacticismos políticos ni ombliguismos", ha esgrimido.

Sobre la reclamación de la socialista Susana Díaz para "frenar a la ultraderecha", ha ligado su postura a la "desesperación". "El PSOE no puede pretender que ellos sí puedan pactar con independentistas, incluso batasunos, y yo no pueda pactar con el partido donde milita Ortega Lara, me parece incoherente y un disparate", ha sentenciado Moreno.

Ha explicado que todavía no ha entablado conversaciones con ninguna formación y habrá que esperar a ver qué posiciones tienen, pero ha admitido que anoche ya habló con Marín, con el que tiene "una relación fluida", y ha agregado: "Tendremos que entendernos".

Moreno entiende que si algún partido "frustra" ese cambio "lo pagará carísimo" y "cualquier cosa que no fuera cerrar un acuerdo (con Ciudadanos) sería un disparate". "No sería entendible un acuerdo de Cs con el PSOE después de todo lo que se han dicho y el coste electoral en las elecciones de mayo sería amplio para Cs".