Driss Oukabir, Mohamed Houli Chemlal y Said Ben Iazza, los tres únicos investigados.

Driss Oukabir, Mohamed Houli Chemlal y Said Ben Iazza, los tres únicos investigados. EL ESPAÑOL

España ATENTADOS 17-A

"Vete poniendo las pilas. Fuerte. Aprieta": los últimos mensajes del comando yihadista de la masacre de Barcelona

El terrorista Moussa Oukabir fue abatido la madrugada del 18 de agosto. Había preparado el atentado que segó la vida de 13 personas y causó 100 heridos en La Rambla de Barcelona y había sembrado el caos en Cambrils junto a otros cuatro terroristas. Horas antes de los atentados, alentaba así a su hermano por medio de la mensajería privada de Facebook: "Vete poniendo las pilas. Fuerte. Aprieta". "No hables de eso por aquí, estás tonto", contestaba Driss Oukabir, detenido tras los atentados y hoy en prisión preventiva.

Los mensajes entre los dos hermanos fueron enviados el 19 de agosto de 2017 por el FBI a la Policía española. Los agentes de la agencia estadounidense remitieron a España los mensajes que habían captado entre el 14 y el 17 de agosto, fecha esta última de los atentados. Los informes policiales explican que ambos hermanos "reflejan que poco después van a llevar a cabo la acción" y que Driss Oukabir, ahora detenido, se sentía engañado por el resto de la célula y quería poner "una solución para evitar la cárcel"

Reconstrucción de la conversación vía chat entre los terroristas

Reconstrucción de la conversación vía chat entre los terroristas

La primera conversación relevante se produce el día 15 de agosto de 2017, 48 horas antes de los atentados. A última hora de la tarde, el terrorista abatido en Cambrils advierte a su hermano de que acaba de llegar de Francia y que le ha dicho Omar (en posible alusión a Omar El Hichamy, otro de los terroristas, abatido en Cambrils) que un tercero irá a por él. Es entonces cuando Moussa Oukabir le espeta a su hermano: "Tú vete poniendo las pilas. Fuerte. Aprieta". Y su hermano mayor, Driss, le reprende: "No hables de eso por aquí. Estás tonto". 

Imagen de La Rambla de Barcelona el día del atentado.

Imagen de La Rambla de Barcelona el día del atentado. EFE

Tres horas después, Moussa le transmite a su hermano el número de un presunto colaborador llamado "Moha crex" "He hablado con él. Llámale pronto. ¿Vamos a buscarle a Francia?". "Si. Ya iremos." contesta Driss. Según la investigación policial, el número de teléfono aportado por el terrorista era el de un ciudadano francés identificado por los agentes.

"Siempre me metéis en problemas"

La noche antes de los atentados, los dos hermanos hablan de nuevo por Facebook. Han estallado ya las bombonas de butano que la célula guardaba en una casa en Alcanar. "Siempre me metéis en problemas", le espeta el hermano mayor al terrorista de Cambrils. "¿Es por los chicos?", le preguntaba Moussa. "¿Qué problema ves?" "Yo quiero hacer las cosas a mi manera. Nunca me escucháis [...] y después yo me lo comeré todo", le reprochaba Driss. "No estás preparado", le contesta el pequeño de la familia, mientras le recomienda que lea una surah coránica llamada Al-Anfal, que llama a la guerra contra los infieles. "Moussa, déjate de tonterías, pasado mañana tenemos que hablar. Que ya me han metido en un lío y lo quiero solucionar. En casa, que no quiero hablar por aquí", zanja Driss.

Montaje con la conversación registrada entre ambos yihadistas

Montaje con la conversación registrada entre ambos yihadistas

Ambos hermanos quedan en verse en persona, al día siguiente ya que Moussa asegura que en ese momento no puede acudir. "Bueno, yo mañana le explico a madre todo. No me queréis escuchar", amenaza el hermano mayor, ahora en prisión. 

A la mañana siguiente, son las 10:01 cuando Driss Oukabir se pone de nuevo en contacto con su hermano. Quedan escasas horas para los atentados: "Yo ya te lo he dicho, Como no tenga lo mío me acerco a los Mossos. No pienso ir a la cárcel y no he hecho nada"

Otra parte de la conversación entre ambos terroristas

Otra parte de la conversación entre ambos terroristas

La conversación hace referencia a la documentación del mayor de los hermanos, utilizada para alquilar los vehículos con los que se perpetraron los ataques. A las 12:00, cinco horas antes de que otro de los miembros de la célula arremetiera contra personas inocentes con la furgoneta, Moussa Oukabir escribe a su hermano. "Driss, ya está solucionado. Tengo las fotocopias de tus documentos. El contrato está triturado. Ahora voy a verte". "Sí, Tráeme los papeles", contesta el yihadista "Ven solo. no me traigas gente". "Después hablaré contigo. No por nada. Al final". 

Este es el último mensaje que ambos se cruzan. Son las 14:44 y quedaban poco más de dos horas para que estallara el caos en el centro de Barcelona. Nunca más hablaron. Driss Oukabir fue detenido esa misma tarde en Ripoll por la Policía. Moussa fue abatido en Cambrils junto a otros cuatro terroristas. También intentaron atentar con una furgoneta contra los viandantes. Todos portaban cinturones explosivos falsos