Los yihadistas habían buscado información sobre la Tomatina y tenían imágenes del Bernabéu.

Los yihadistas habían buscado información sobre la Tomatina y tenían imágenes del Bernabéu.

España

La Tomatina y el Bernabéu, las obsesiones de los yihadistas de Cataluña

Gonzalo Araluce Carmen Lucas-Torres

¿Cuáles eran los verdaderos propósitos de los yihadistas que perpetraron la masacre terrorista de Cataluña del 17 de agosto de 2017? La primera, volar la Sagrada Familia. Para ello preparaban sus artefactos explosivos. Pero los asesinos, además, estaban obsesionados con otras localizaciones o eventos españoles: desde la Tomatina de Buñol hasta la Alhambra de Granada, pasando por el estadio Santiago Bernabéu.

Esas son las revelaciones del auto de procesamiento dictado por la Audiencia Nacional sobre Mohamed Houli Chmelal, Driss Oukabir y Said Ben Iazza, detenidos por los atentados de Barcelona y Cambrils del año pasado. A todos ellos se les procesa por integración en organización terrorista. A los dos primeros, además, se les procesa por delito de fabricación, tenencia y depósito de explosivos y delito de estragos en grado de tentativa.

En el auto de procesamiento se encuentran las búsquedas que los terroristas realizaron en sus teléfonos móviles y ordenadores. Así, los investigadores se han encontrado con 125 búsquedas realizadas sobre la Audiencia Nacional. También hallaron 106 búsquedas en torno la Tomatina de Buñol, 219 sobre el embalse de Riudecanyes (Tarragona) y 104 de la Alhambra de Granada. También se recoge información sobre los estadios de fútbol del Santiago Bernabéu, del Real Madrid, o del Camp Nou, del Fútbol Club Barcelona.

En el centro de la célula yihadista, de acuerdo al auto dictado por el juez Fernando Andreu, se ubicaría el imán Abdelbaki Es Satty. Él habría buscado por Internet los manuales necesarios para fabricar los explosivos con los que perpetrar sus objetivos terroristas.

El gran referente de los terroristas era Sheikh Tarik Chadlioui, yihadista detenido en Birmingham (Reino Unido) el 28 de junio de 2017. Era un gran difusor del mensaje radical salafista a través de sus canales de YouTube y redes sociales.