Pedro Sánchez es recibido por el presidente argentino Mauricio Macri en el G-20

Pedro Sánchez es recibido por el presidente argentino Mauricio Macri en el G-20 Reuters

España

Sánchez dice que las razones para la huelga de hambre "no son ciertas" y garantiza un "juicio justo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha rechazado este sábado la iniciativa de los líderes separatistas Jordi Sànchez y Jordi Turull de hacer una huelga de hambre porque a su juicio "las razones no son ciertas", y ha asegurado que los dirigentes independentistas que están en prisión tendrán un juicio justo.

Sánchez se ha referido así la decisión del ex presidente de la ANC y diputado de JxCat, Jordi Sànchez, y del también diputado y ex conseller Jordi Turull, de iniciar una huelga de hambre para coaccionar al Tribunal Constitucional.

Durante la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre del G20 en Argentina, el presidente ha considerado que las razones de los separatistas para ir a huelga "no son ciertas", pero ha garantizado que los presos separatistas tendrán un juicio justo. "Es importante subrayar que tendrán un juicio justo, gracias a que vivimos en un Estado democrático, social y de derecho", ha añadido.

Sánchez también ha instado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, a no "perder las formas" después de que haya descartado reunirse con él el 21 de diciembre en Barcelona con motivo del Consejo de Ministros que va a presidir allí.

Aunque ha recalcado que la "certeza" es que el 21 de diciembre habrá Consejo de Ministros en Barcelona y se aprobarán medias de relevancia.

"Que el PSOE gane bien"

El presidente del Gobierno también se ha referido a las elecciones de este domingo en Andalucía y ha pedido a los partidos andaluces que, tras las elecciones de mañana, no haya bloqueos, respeten la voluntad de los ciudadanos y permitan gobernar a quien gane esos comicios.

Sánchez ha recordado que este sábado es jornada de reflexión y, por tanto, ha dejado a un lado "los colores de partido" aunque ha dicho que es evidente que le gustaría que el PSOE "ganara y ganara bien".

Lo que ha pedido es que mañana haya máxima participación de la población andaluza y que después no haya bloqueos y se permita gobernar a quien gane las elecciones.

Ante la pregunta de si le preocupa la posible irrupción de Vox en el Parlamento andaluz ha dicho que le preocupa sobre todo que haya dos partidos, en referencia a PP y Ciudadanos, que se vean arrastrados a un discurso cada vez más "extremista y excluyente". "Un discurso que para nada representa al centro-derecha española", ha subrayado.