Pablo Iglesias, en el congreso.

Pablo Iglesias, en el congreso.

España LOS SOCIOS DE SÁNCHEZ

Podemos niega avances en los Presupuestos: "Ahora mismo estamos muy lejos del acuerdo"

La dirección de Podemos niega que esté cerca de un acuerdo con el Gobierno para los Presupuestos Generales "en horas", como ha asegurado la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. De hecho, el partido de Pablo Iglesias ha replicado con un documento de 16 páginas lleno de acotaciones a la respuesta que le envió el Ejecutivo este fin de semana. Una contestación que el propio Pablo Echenique calificó este lunes de "decepcionante" e "insatisfactoria".

El propio Pablo Iglesias ha declarado poco después de escuchar a Lastra en la Cámara Baja que "en este momento no hay acuerdo, el Gobierno tiene que aceptar buena parte de las propuestas que estamos haciendo". Para el secretario general de la formación morada, la clave estará en que Pedro Sánchez y su equipo acepten lo que Podemos propone "en materia de alquileres, salarios o dependencia", porque "es sensato y razonable".

Fuentes internas del partido de los círculos insisten en que Unidos Podemos está haciendo cuanto está en su mano por llegar a un pacto, más allá de que juntos con el PSOE no den la suma para sacar adelante las cuentas de 2019 en el Congreso -además de que sigue en el aire el veto del Senado a la modificación senda de déficit, aunque eso se acepta ya como inevitable-. "Seguimos queriendo que haya Presupuestos, pero el Gobierno tiene que ceder si quiere un acuerdo con nosotros", ha añadido Iglesias.

Seguimos trabajando para lograr un acuerdo...

Para las citadas fuentes internas, "el PSOE está haciendo de PSOE", respondiendo con palabras públicas de esperanza al palo que recibieron este lunes cuando Echenique anunció que "en este momento estamos en el no a las cuentas"del Gobierno de Sánchez. Así, el texto remitido al Ejecutivo y al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL,  reconoce "el esfuerzo hecho en algunos ámbitos concretos" por parte de Hacienda,  pero lamenta que las negociaciones se hayan "estancado" y el Gobierno planteara "acordar textos de intenciones, sin concretar compromisos o plazos".

El nuevo documento de réplica con el que Podemos quiere seguir apretando al Gobierno Sánchez no sólo critica una por una todas las "decepciones" de los de Iglesias, sino que desvela el discurrir de las negociaciones con pelos, señales y números. Una respuesta de órdago al envite de Lastra ya que el partido morado aún se amparaba este lunes en "la discreción necesaria para sacar adelante un pacto tan difícil" para no desvelar más detalles.

Por ejemplo, la cifra que hará de frontera entre lo que es "ser un rico" y no serlo a efectos del Impuesto de la Renta. Podemos empezó pidiendo más gravamen para quienes tuvieran ingresos superiores a 60.000 euros, como consta en su programa electoral de 2016. Pero al sentarse con los representantes de Sánchez partió de una cifra sensiblemente mayor, 120.000 euros, ya que el PSOE no quería oír hablar de nada que no fueran 150.000... ahora se filtra que la cosa anda por los 130.000 euros.

Sin "líneas rojas", pero con "tres pilares"

Podemos asegura que no ha puesto "líneas rojas" en su ambición de acuerdo. Pero hace hincapié específico en tres pilares durante esta etapa final de la negociación -Sánchez debe remitir las líneas maestras del Presupuesto dentro de sólo seis días a la Comisión Europea para su primer examen- en "el pinchazo de la burbuja del alquiler, solucionar la precariedad laboral y en un esfuerzo concreto por hacer efectivas las ayudas a la dependencia". El partido morado recuerda, en este ámbito, que "hay 300.000 personas a las que se les ha reconocido el derecho a cobrar una prestación y no la están recibiendo".

La formación de Iglesias presentó hace poco más de una semana un documento de trabajo de 54 páginas con sus 17 puntos de partida para la negociación. Aquello era más un esbozo de "acuerdo político" de legislatura, porque al menos la mitad de las medidas no tenían relación directa con el tira y afloja presupuestario. Y en eso se basa Podemos ahora para lamentar que muchos de los noes del Gobierno no tienen sentido porque "no tienen impacto presupuestario".

Es por esa razón, también, por la que el texto enviado hoy al Gobierno se queja de que éste quiera tramitar alguna de las medidas acordadas a través de proyectos de ley separados de los Presupuestos, "cuando conoce la situación de bloqueo y boicot al que el Partido Popular y Ciudadanos tiene sometido el Parlamento". Las citadas fuentes internas sospechan que ésa es la vía por la que el PSOE quiere "derivar aquello en lo que ideológicamente no están de acuerdo" para que no salga adelante y que la responsabilidad sea de "las derechas".

En todo caso, los de morado se lamentan en alto: "Ya somos conscientes que no van a derogar las reformas laborales, ni recuperar los subsidios para mayores de 52 años", ha destacado la diputada de En Marea Yolanda Díez en la mañana de este martes, "pero el debate no es si hay dinero o no", ha añadido, "sino si queremos protección, seguridad y acabar con la pobreza".