Imagen del nuevo president de la Generalitat, Quim Torra, delante de la sede del PSOE el 1-O de 2016.

Imagen del nuevo president de la Generalitat, Quim Torra, delante de la sede del PSOE el 1-O de 2016. Twitter

España PSOE

Quim Torra fue "pedrista" y se plantó en Ferraz para apoyar a Sánchez: el otro 1-O del president

  • EL ESPAÑOL recupera los tuits del 1 de octubre de 2016, cuando Torra participó en el "asedio" a Ferraz en apoyo a Sánchez, por el que sentía "afecto". 
  • Para Torra, el fatídico Comité Federal donde cayó Sánchez fue "el mejor espectáculo" de ese fin de semana en Madrid. 
  • Un año después, Torra consideraba una "vergüenza" el rechazo del líder del PSOE al referéndum de autodeterminación ilegal. 

Quim Torra fue sanchista. El 1 de octubre de 2016, en la calle Ferraz de Madrid, cortada por la Policía, hubo una actividad inusual. Cientos de personas se concentraron durante horas para apoyar a Pedro Sánchez frente a la mayoría de dirigentes y cargos de su partido. La oficina de una inmobiliaria servía paella a periodistas hambrientos. Curiosos de todas partes, muchos de ellos sin carné del PSOE, se acercaron con pancartas y gritaron "¡golpista!" a Susana Díaz, Felipe González (que no participó en la reunión) Eduardo Madina o Guillermo Fernández Vara. Este último, presidente de Extremadura, tuvo que salir en coche por el garaje y fue seguido por los manifestantes por las calles de la capital.

Se celebraba un nuevo Comité Federal y el socialismo español vivía peligrosamente. Allí estaba Quim Torra, hoy nuevo president de la Generalitat, entonces director del Centro de Temas de Estudios Contemporáneos, un organismo dependiente de la Generalitat presidida por Carles Puigdemont, que la semana pasada lo designó su sucesor. 

Torra apoyó a Sánchez en el Comité Federal en el que dimitió

"Por si acaso, nosotros estamos en Ferraz para apoyar a Pedro Sánchez y que el Senado venga a Barcelona", tuiteó Torra el 30 de septiembre. Torra se plantó ante la sede del PSOE la víspera del Comité Federal que acabó con la dimisión del líder del PSOE y dio paso a la Gestora que impulsó la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. 

Este es uno de sus múltiples tuits de apoyo a Sánchez, que no han sido borrados, como sus manifestaciones xenófobas que se han popularizado tras su designación como candidato a la presidencia de la Generalitat. "Preparados para resistir el asedio a Ferraz. ¡Por el federalismo!", escribió el hoy president y entonces activista con cargo en la Generalitat. 

En la visita de Torra a Ferraz hubo mucho de voyerismo político. Mientras dentro, en el Comité Federal, dirigentes del PSOE se gritaban, derramaban lágrimas y se peleaban por el control del partido, Torra hacía fuera una parada en lo que parece un fin de semana de turismo en Madrid. "Queríamos visitar otros lugares pero esto es el mejor espectáculo de Madrid hoy", dice como si se tratase de una función de teatro o de circo.

Torra hizo muchos paralelismos entre la situación del PSOE y la de Cataluña, con algún lapsus (o broma).

"En el fondo, esto del Pedro Sánchez se parece bastante a lo nuestro. Todo acaba dependiendo de autodeterminarse y de quién controla el territorio", dijo en referencia a los barones territoriales (contrarios a Sánchez) y al líder que quería tomar sus decisiones al margen de ellos. 

"De varapalo en varapalo le vas cogiendo afecto al Pedro Sánchez". 

Torra no desaprovechó la oportunidad de hacer su aportación el 21 de mayo de 2017, el día de las primarias, cuando Sánchez se impuso a Susana Díaz con un discurso en el que defendía la plurinacionalidad del Estado. "La primera que debería de estar interesada en la independencia de Cataluña tendría que ser la señora Díaz. Sin Cataluña, ganaría", según él. En esas primarias, en Cataluña Sánchez obtuvo más del 80% de los votos de los militantes del PSC.

Un año después, otro domingo 1 de octubre, el pedrismo de Torra había desaparecido. El PSOE se posicionó en contra del referéndum de autodeterminación convocado por la Generalitat y los partidos independentistas y suspendido por el Tribunal Constitucional. Sánchez, que criticó las cargas policiales, siempre se mostró en contra de la celebración de esa consulta. "Vergüenza eterna Pedro Sánchez, vergüenza eterna". El idilio había sido fugaz. 

En un tuit, el PSOE aseguró que Torra "represente a la peor derecha" y pidió a sus militantes que no crean que Torra, entonces a sueldo de la Generalitat presidida por Puigdemont, tiene "nada" que ver "con ningún socialista".

Para demostrarlo, Ferraz rescata uno de los tuits ya citados con anterioridad en este artículo: