Jorge García Castaño y Manuela Carmena este lunes en Madrid.

Jorge García Castaño y Manuela Carmena este lunes en Madrid. Efe

España CRISIS EN AHORA MADRID

Carmena e Iglesias se deshacen de socios radicales para las municipales de 2019

El líder de Podemos y Errejón cierran filas con la alcaldesa frente a IU, Ganemos y Anticapitalistas. El cese de Sánchez Mato resucita la pelea por el futuro de la coalición. 

La izquierda política madrileña, siempre convulsa, vivía este lunes uno de sus días más difíciles de los últimos tiempos. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, decidía destituir a Carlos Sánchez Mato (IU), hasta entonces delegado de Hacienda. Esta decisión desataba una fuerte pelea entre los diferentes sectores que conforman Ahora Madrid. Y es solo la primera parte de la reconfiguración del equipo de gobierno del Consistorio.

La decisión de Carmena, amén de mostrar que no le tiembla el pulso cuando tiene resistencias internas, evidenció las tensiones existentes entre los diferentes actores de la izquierda madrileña. La pelea trascendió al ámbito nacional. No por casualidad, tanto Pablo Iglesias como Íñigo Errejón respaldaron a la regidora, frente a las feroces críticas de Izquierda Unida, el colectivo Ganemos -y su escisión, Madrid 129- y los Anticapitalistas de Podemos. 

El cese de Sánchez Mato y la pelea que hay detrás

El motivo del cese es que Sánchez Mato se había negado a respaldar este lunes el Plan Económico y Financiero acordado con el Ministerio de Hacienda. Tras muchas resistencias durante meses, la alcaldesa de Madrid había accedido a realizar los recortes que le pedía Cristóbal Montoro para evitar seguir con el control semanal impuesto tras el incumplimiento del techo de gasto en los últimos presupuestos.

Este domingo Izquierda Unida decidía no aprobar el proyecto del Ayuntamiento acordado con Hacienda. La coalición de izquierdas proponía, en cambio, posponer la votación sobre el plan de financiación hasta que se celebrase una consulta a las bases de Ahora Madrid, el grupo de partidos que gobierna en la capital. Por ello, Sánchez Mato y otros ediles de IU pretendían no respaldar en el pleno el proyecto. La respuesta de Carmena fue destituir a Sánchez Mato y asignarle sus funciones al edil Jorge García Castaño

Carmena aprueba su Plan Económico con el apoyo del PP

La consecuencia, paradójica, es que finalmente el plan de financiación se aprobó gracias a los votos de parte de Ahora Madrid y del PP. Precisamente lo sucedido en la votación evidencia la fractura que existe ahora mismo en la candidatura municipalista que lidera Carmena. Los concejales de IU, de Ganemos y de Madrid 129 se ausentaron de pleno a la hora de votar. 

Precisamente estos ediles, los ubicados más a la izquierda, son quienes se han mostrado más críticos con el pacto entre Iglesias y Errejón de cara a los comicios municipales y autonómicos de 2019. La pelea por cómo se elaborarán esas listas es, según varias fuentes consultadas por EL ESPAÑOL, lo que realmente está detrás de las batallas de las últimas semanas.

Carmena quiere repetir como candidata en las próximas municipales, como adelantó este diario el pasado julio, pero siempre y cuando ella controle la elaboración de las listas. Iglesias y Errejón pretenden facilitar el camino a Carmena y, para ello, llegaron recientemente a un acuerdo que molestó a los sectores más asamblearios. Todo esto, de paso, puede suponer la ruptura o, al menos, el alejamiento respecto a los citados colectivos más radicales de Ahora Madrid. 

A priori, todos los que conforman Ahora Madrid abogan por repetir experiencia en 2019, pero desde diferentes perspectivas. Hace unos días, los ediles de Izquierda Unida, Ganemos y Madrid 129 -escisión de Ganemos- Mauricio Valiente, Rommy Arce, Guillermo Zapata, Javier Barbero, Pablo Carmona, Montserrat Galcerán, Yolanda Rodríguez, Celia Mayer y Carlos Sánchez Mato reclamaban una estructura "más democrática y plural" y que huya de "personalismos". Unos ediles cuyas relaciones con Carmena y otros concejales son cada vez más tensas. 

Carmena ataca a IU y recibe respuesta

Este lunes esa tensión era evidente entre los diferentes socios de Ahora Madrid. En una comparecencia no prevista, Carmena vertía ataques directos a IU por su intento de condicionar las decisiones del Ayuntamiento. "Somos una candidatura vecinal, no una coalición de partidos, a veces los partidos pretenden singularizarse mucho". Palabras que, como el propio cese de Sánchez Mato, caían como una losa en el seno de IU.

Alberto Garzón y otros dirigentes de la formación de izquierdas respaldaban en las redes sociales al concejal cesado como responsable de Hacienda. Concejales de diferentes puntos de España firmaban un manifiesto en su defensaEduardo Garzón, hermano del líder de IU y hasta ahora asesor de Sánchez Mato, también criticaba con dureza la decisión de la alcaldesa.

Diferentes ideas en Podemos

Miguel Urbán, una de las caras visibles de los Anticapitalistas, enviaba su apoyo al concejal cesado y lo calificaba como "no solo con el cambio en Madrid y la lucha contra la austeridad sino también con la tarea fundamental de la transformación social". En las redes sociales se publicaron miles de comentarios críticos con la alcaldesa. Mensajes, todos ellos, que contrastan con la actitud de Iglesias y de Errejón

El líder de Podemos afirmaba, en una entrevista en la Ser, que "es razonable que los equipos de gobierno se reconfiguren". Y añadía que "hay una regla de gasto, la de Montoro, a la que hay que tenemos que hacer oposición nosotros desde el Congreso. Mientras tanto, es lógico que los ayuntamientos tengan que cumplir la ley aunque no nos guste". 

En esa línea, Errejón, más que probable candidato de Podemos en la Comunidad de Madrid, publicaba en las redes sociales una encendida defensa de Carmena. "Gracias, Manuela, por ser hoy más que nunca la alcaldesa de todos los madrileños. Que el cuidado de tus vecinos esté siempre por encima de ningún partidismo. Hoy toca más que nunca defender al Ayuntamiento de Madrid, denunciar la irracionalidad e injusticia de la austeridad y la regla de gasto y recordar que el adversario está ahí afuera y se llama Montoro".