Los intervinientes, entre los que estaban diputados de ERC y Podemos.

Los intervinientes, entre los que estaban diputados de ERC y Podemos. EFE

España 1-O

El acto independentista en Madrid compara a España con una dictadura

Cientos de personas al grito de "no pasarán" arropan a Tardá (ERC), IU, la ANC y Omnium en un acto con una nutrida representación de Podemos que acaba con el canto de  L'Estaca en la calle.

Noticias relacionadas

Cientos de personas abarrotaron la calle Zurita de Madrid, donde este domingo a mediodía se celebró el acto de apoyo al referéndum del 1 de octubre en Cataluña prohibido por la justicia cuando se pretendía celebrar en un espacio municipal. Media hora antes del acto, que finalmente se ha celebrado en el conocido Teatro del Barrio, el limitado aforo del recinto (130 butacas) se había llenado ya fundamentalmente con políticos, activistas y periodistas. Una muchedumbre tuvo que seguirlo desde la calle hasta que terminó con el canto de l'Estaca, la icónica canción antifranquista de Lluis Llach.

El acto fue una reivindicación del derecho a decidir y el 1-O, pero nadie defendió el “no”. Las intervenciones de las más de media docena de dirigentes políticos e independentistas tuvieron dos mensajes como hilo conductor: el Estado reprime la democracia como en la dictadura franquista, perpetuada los últimos 40 años de democracia; y lo que pase el 1-O marcará o bien una derrota para el resto de pueblos de España o una oportunidad para que reclamen también sus derechos, incluyendo el de autodeterminación. Para los participantes del acto, se trata ni más ni menos que de defender la democracia. 

El diputado de ERC, Joan Tardá, recordó la lucha antifranquista de Madrid. "La fraternidad hoy lleva por nombre Madrid" como cuando la capital luchaba contra el asedio "fascista" durante la Guerra Civil era Cataluña la que se solidarizaba. "Defender a Cataluña es defender Madrid". "Lo que está en jaque es la misma democracia. Algunos quieren matarla", advirtió.

"La oligarquía está contra el proceso porque sabe que nos lleva a aquella dialéctica que vivimos en los años de la Transición y no ganamos sino que nos derrotaron cuando luchábamos para restablecer la legalidad republicana", según él. "¡Visca la tercera república española! ¡Visca las repúblicas ibéricas!", se despidió. 

Podemos estuvo representado por varios dirigentes, entre ellos el líder de Podem y diputado en el Parlament, Albano Dante Fachín, al que agradeció su presencia el propio Tardá o el eurodiputado anticapitalista Miguel Urbán y otros parlamentarios.

Podemos: "Los peores días de la dictadura"

La diputada en la Asamblea de Madrid Isabel Serra tomó la palabra y aseguró que lo que está pasando en España “recuerda a los peores días de la dictadura” y criticó que ni los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero ni los de Mariano Rajoy hayan hecho nada para solucionar la crisis institucional que lleva años fraguándose.

Los derechos son “muchas veces“ la consecuencia de “desobediencia” ante “leyes injustas”, dijo Serra, que recordó que el Congreso hizo una reforma exprés para cambiar la Constitución en pro de la estabilidad presupuestaria. Alberto Arregui, representante de IU, también comparó la situación actual con la de un régimen represor. "Me recuerda tanto a la dictadura como una gota de agua a otra gota de agua”.

Núria Gibert, que habló en nombre de la CUP, aseguró que Cataluña vive un “estado de excepción de facto. “Se están poniendo en duda derechos de reunión” que están “amparados por el marco constitucional”, lamentó. Según ella, “el bunker del 78 ha tenido colaboradores necesarios” como el PSOE, que con el PP ha amparado que el Tribunal Constitucional haya invalidado o modificado “35 leyes” salidas del Parlament, muchas de ellas con contenido social. “El proceso ha puesto a algunas de las élites entre la espada y la pared” porque defienden “el statu quo” y han tenido que decidir si están “con la ruptura democrática o la demofobia permanente”.

"Sabíamos que los franquistas nunca se fueron. Cambiaron de nombre. Cambiaron el águila por la gaviota. Algunos la cambiaron por la rosa", dijo por su parte Natalia Esteve, vicepresidenta de la Assamblea Nacional Catalana (ANC). El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, aseguró por su parte que "la mejor moción de censura al PP y toda su política de atraco y atropello a las libertades es el 1-O".