Modric y Griezmann

Modric y Griezmann

Fútbol BALÓN DE ORO

Cuenta atrás del Balón de Oro: la vuelta de Modric y la campaña de Griezmann

Noticias relacionadas

El 3 de diciembre el mundo del fútbol tiene una cita por todo lo alto: la gala del Balón de Oro. France Football dirigirá una gala en París en la que se conocerá presumiblemente el heredero de Cristiano (último ganador del premio) y Messi. Tras una década de dominio del portugués y el argentino, todo apunta a que será otro el que se corone como el mejor del mundo.

El gran favorito es Luka Modric. Se llevó el Balón de Oro del pasado Mundial de Rusia, la UEFA le reconoció como el mejor jugador de Europa y la FIFA le premió con el 'The Best'. El croata ha sido el mejor jugador de la temporada y hasta ahora ha habido consenso entre todas las partes. Pero el Balón de Oro, que lo entrega France Football, revista francesa, amenaza con no seguir la hoja de ruta marcada por los anteriores premios.

Griezmann es el nombre que más suena en Francia. El país galo quiere que sea uno de sus jugadores quien levante el Balón de Oro tras ganar el pasado Mundial de Rusia. El último francés que ganó el premio fue Zinedine Zidane en 1998. 20 años después sueñan con que otro compatriota lo gane. Todo esto ha surgido de la fuerte campaña que Griezmann empezó para postularse al premio. Tras quedarse fuera de los nominados al 'The Best' estalló y se hizo la víctima para sumar votos.

Modric pelea un balón con Ross Barkley.

Modric pelea un balón con Ross Barkley. E. E.

La de Modric ha sido una campaña natural. Su año evoca a que sea él quien gane el premio. Al fin y al cabo se llevó la Champions League (por tercer año consecutivo) y llevó hasta la final del Mundial de Rusia a una selección como Croacia que no estaba, ni mucho menos, entre las favoritas al título. Ni una palabra más alta de lo normal. Siempre se ha mostrado agradecido con los premios y sin pretensiones para ganar el Balón de Oro. Lo que tenga que venir, que venga, él no lo va a forzar.

"Si gano el Balón de Oro seré feliz; si no, nada cambiará"

Este domingo se vivía el último capítulo de esta 'batalla' entre ambos. Los dos hablaron en público sobre el Balón de Oro. "Si gano el Balón de Oro seré feliz; si no, nada cambiará", dijo Modric tras el partido contra Inglaterra. También habló Griezmann en la televisión francesa sobre su obsesión. "Digo lo que pienso", recalcaba. Y lo que piensa es lo siguiente: "Si no gano el Balón de Oro, me preguntaría qué más debo hacer", decía semanas atrás.

Modric mejora con el Madrid y Griezmann no arranca

Mientras Modric calla y no pierde los nervios por un premio individual, Griezmann ha mostrado su egoísmo y seguramente una excesiva ambición. Uno de los argumentos que se ha usado para desprestigiar al croata de cara al Balón de Oro es el rendimiento de Modric en el comienzo de temporada. No ha empezado bien, fruto del cansancio acumulado de la cita mundialista. Pero, el de Griezmann no ha sido mejor. En Liga suma solo tres goles y ha pasado desapercibido en muchos de los encuentros del Atlético. La diferencia es que al '10' blanco se le ha visto mejor en los últimos partidos, mientras el delantero atlético sigue estancado.

La suerte esta echada. El ganador hace días que está ya definido, pero no se descubrirá hasta el próximo 3 de diciembre. Dos estrellas enfrentadas cara a cara, ya que los Cristiano, Mbappé o Messi parecen muy alejados de las opciones de estos dos. El finalista del Mundial contra el ganador, el campeón de la Champions League contra el de la Europa League. Solo queda por ver si la infame campaña de Griezmann obtiene sus frutos. Faltan dos semanas.

[Más información: Dalic: "Es la temporada de Modric; se merece el Balón de Oro"]