Música

Miles Davis desborda la probeta

11 noviembre, 2016 01:00

El San Francisco Jazz Collective durante un concierto. Foto: Jay Blakesberg

El San Francisco Jazz Collective, pionero en la experimentación jazzística en la costa oeste estadounidense, llega a Granada y Madrid para homenajear a Miles Davis en dos conciertos que preceden a su nuevo disco.

La costa este de Estados Unidos siempre ha sido un lugar privilegiado para la experimentación jazzística, gracias al trabajo de colectivos como el M-Base, impulsado en Nueva York por Steve Coleman y Cassandra Wilson, entre otros, o de agrupaciones como la Association for the Advancement of Creative Musicians (AACM), fundada en Chicago por el pianista Muhal Richard Abrams. La costa oeste norteamericana, por su parte, se ha distinguido siempre como un escenario principal de viejas y nuevas tendencias, un fondeadero para dar lustre a las creaciones que se pergeñaban desde otros rincones del país. Ni siquiera la circunstancia de dar nombre a uno de los latidos del género, el West Coast Jazz, ha sido capaz de disimular esta realidad, la que afecta a la incidencia creativa de sus músicos en los horizontes abiertos del estilo. Aun así, desde mediados de la pasada década existen aventuras que niegan esta mayor, como el San Francisco Jazz Collective (SFJC), un laboratorio jazzístico creado en 2004 al abrigo del homónimo festival de jazz californiano por el saxofonista Joshua Redman y otros maestros de la escena costa oeste como el malogrado Bobby Hutcherson.



La finalidad de este colectivo no es otra que la de discutir y confrontar los distintos lenguajes jazzísticos que nos visitan, mirando en sus espaldas, confrontándolos con otros estilos musicales, buscando, en definitiva, nuevas expresiones que le regalen un mañana al jazz. En este tiempo, y a modo de residencia artística, el SFJC ha contado con distintos invitados, todos ellos líderes de proyectos integrados en la primera línea de la creación jazzística. Así, entre esta nutrida y honrosa nómina de cómplices cabe reseñar a Nicholas Payton, Dave Douglas, Eric Harland, Mark Turner, Avishai Cohen, Joe Lovano, Brian Blade, Josh Roseman o Edward Simon, entre otros.



Como ya se ha mencionado, Joshua Redman fue el primer gran doctor de este laboratorio jazzístico, dejando testimonios suficientemente acreditados de su labor creativa. Los distintos compromisos del saxofonista, no obstante, le han ido alejando progresivamente de la dirección del SFJC, traspasando los mandos a otro saxofonista igualmente principal, el puertorriqueño Miguel Zenón (San Juan, 1976), un músico que también está curtido en aventuras orquestales, como las que se deducen de su paso por la Liberation Music Orchestra del añorado Charlie Haden. El SFJC presenta sus últimas elaboraciones en el Festival de Jazz de Granada y el Ciclo de Jazz del Auditorio Nacional, el sábado (12) y el domingo (13), respectivamente.



El regreso de este grupo de capitanes a nuestros escenarios se produce bajo la sombra de Miles Davis, cuyo legado ético y estético protagoniza un doble álbum que llegará a nuestras estanterías la próxima primavera; sus dos actuaciones, pues, se antojan como una ocasión única para anticiparnos al material discográfico. El repertorio de Miles, desde So what a Tutu, será reelaborado, además de por el mencionado alto saxofonista Zenón, por el también saxofonista tenor David Sánchez, el trompetista Sean Jones, el trombonista Robin Eubanks y, sosteniendo todos los ritmos, el vibrafonista Warren Wolf, el pianista Edward Simon, el contrabajista Matt Penman y el baterista Obed Calvaire.