Eulàlia Reguant, concejal de la CUP

Eulàlia Reguant, concejal de la CUP EFE

Otros Deportes WATERPOLO

La CUP quiere impedir que la selección española de waterpolo juegue en Barcelona

El partido previsto para el martes 6 de noviembre entre las selecciones de waterpolo femeninas de España e Israel correspondiente a la Liga Mundial corre peligro de no disputarse debido a motivos de seguridad.

Detrás de esta polémica se encuentra la campaña impulsada por el grupo catalán de apoyo a la campaña internacional Boicot, Desinversiones y Sanciones contra Israel, BDS Catalunya, además de la CUP de Molins de Rei, donde iba a disputarse el partido inicialmente. La formación pidió a los habitantes ayuda para boicotearlo.

Esto ha hecho que la organización plantease cambiar el escenario a la piscina de Sant Jordi de Barcelona, manteniendo la fecha, pero el anuncio de una concentración de la BDS bajo el lema 'No eres bienvenido' en referencia a la selección israelí de waterpolo desaconseja que el encuentro se juegue en Barcelona.

Selección española de waterpolo

Selección española de waterpolo Efe

La CUP, el principal problema

La CUP de Barcelona emitió durante la mañana de este mismo lunes un comunicado al respecto, en el que se muestran totalmente en contra del encuentro. "Ante la presencia de la selección femenina de waterpolo israelí en la ciudad de Barcelona, la CUP Capgirem Barcelona nos añadimos a una nueva acción de denuncia del estado racista y genocida de Israel que llevarán a cabo los movimientos en solidaridad con el pueblo palestino", rezaba el comunicado.

La concejal de la CUP Capgirem en el Ayuntamiento de Barcelona, Eulàlia Reguant, ha comparecido ante los medios de comunicación después de confirmar que ha solicitado al consistorio que no ceda las instalaciones municipales.

"Las selecciones deportivas son herramientas de construcción nacional, y en el caso de Israel se trata de una construcción nacional forjada a sangre y fuego en territorio colonizado", sentenció Reguant.

La posibilidad barajada por la Real Federación Española de Natación (RFEN) para llevar a cabo el encuentro es que se dispute en la piscina del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat, pero según publica EFE serán los responsables de seguridad los que tomen una decisión final.