Burela Pescados Rubén. Foto: Twitter (@burelafs)

Burela Pescados Rubén. Foto: Twitter (@burelafs)

Otros Deportes FÚTBOL SALA

Burela Pescados Rubén: cerca de un acuerdo para la renovación de las embarazadas

Está a punto de escribirse un capítulo muy importante en la historia del deporte español. El club de fútbol sala Burela Pescados Rubén esta cerca de acordar con la Asociación de Jugadoras de Fútbol Sala Femenino el primer acuerdo colectivo para mujeres deportistas, que incluye cláusulas que hasta hace poco eran impensables como la renovación inmediata del contrato para las futbolistas embarazadas y ayudas para guarderías y libros de texto.

El equipo espera que otros clubes "den también el paso" porque debe haber mejoras para las deportistas. Natalia Orive es la presidenta del colectivo de futbolistas que negocia con la directiva del club gallego. La mejor jugadora española de año 2005 llamada Lorena Rubio Txitxo se retiró la temporada pasada después de 24 años y no cotizó ningún día y también opino sobre este hecho histórico que significa que "las cosas empiezan a cambiar".

En el fútbol sala femenino este paso histórico lo dará un equipo en solitario porque no existe liga profesional y la asociación de clubes no puede erigirse como patronal. Según informa la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional, en el fútbol femenino se está trabajando en otra negociación similar, pero todavía no se ha conseguido cerrar. Esta organización recalca que el convenio del Burela Pescados Rubén será un importante punto de partida para los avances de las deportistas españolas. 

La liga española de Primera División del fútbol sala femenino está considerada como la mejor del mundo, una  competición de élite que sufre unas condiciones laborales bastante pésimas. Una encuesta realizada el año pasado por el proyecto europeo Swafe, que busca dibujar la situación de las deportistas del continente, reveló que de las 116 futbolistas entrevistadas, todas de la más alta categoría española, poco más de la mitad recibían algún tipo de retribución económica y de ellas el 70% estaban sometidas a un pacto verbal, no a un contrato escrito.