Macm Bak, jugador sordomudo de la Liga EBA

Macm Bak, jugador sordomudo de la Liga EBA

Baloncesto LIGA EBA

Macam Bak, un jugador sordomudo, a prueba en la Liga EBA

El Club Bàsquet Tarragona, del grupo C-A de la Liga EBA, ha sido noticia en las últimas horas al conocerse que tiene a prueba a Macam Bak, un pívot sudanés con pasaporte norteamericano de 26 años y 2,08 metros de altura que es sordomudo. El jugador tiene hasta el viernes para intentar convencer al cuerpo técnico y formar parte de la plantilla para la temporada que viene.

Esta bonita historia trata sobre la primera experiencia de este jugador en Europa, y según el Diari de Tarragona, la única vía comunicativa existente entre Bak y el entrenador, Berni Álvarez, son un teléfono móvil, la capacidad del técnico para escribir en inglés y la buena voluntad de las dos partes. En los entrenamientos ha demostrado que tiene muy buen nivel para la competición y grandes cualidades en la posición interior. 

Antes de su llegada al CBT, el pívot también se entrenó varias semanas con el equipo filial del Barça Lassa y Diego Ocampo, ex entrenador del Tarragona, pasó muy buenos informes sobre el jugador, descubriendo su gran capacidad física y sus cualidades debajo del aro. No se sabe mucho de su pasado deportivo, salvo que se graduó en el High School de Newton North

Plantilla del CBT Tarragona. Foto: cbtarragona.cat

Plantilla del CBT Tarragona. Foto: cbtarragona.cat

La mayor oportunidad de su vida

A pesar de no tener el mismo ritmo físico que sus compañeros, que comenzaron antes la pretemporada, las sensaciones que está dejando Macam Bak son muy positivas en cuanto a sus opciones de quedarse en el equipo. Al conjunto catalán le hace falta reforzarse con un pívot, y el sudanés parte con mucha ventaja para obtener esa plaza. 

El de este jugador es otro ejemplo de superación de las personas sordas en el mundo del baloncesto. Antes que él existieron casos como el de Miha Zupan, que llegó a jugar en Mundiales con Eslovenia, o Michael Lizárraga, considerado como el primer sordomudo en jugar en la NCAA. Motivos suficientes para pensar que el baloncesto es algo más que un deporte.