Andreas Pérez.

Andreas Pérez.

MotoGP

Andreas Pérez, el niño piloto que imitó las manías de su ídolo Marc Márquez hasta la muerte

  • Fallecido a los 14 años, apuntaba alto en su progresión en el motociclismo.
  • Había adquirido la costumbre de utilizar calzoncillos lilas en las carreras como el tetracampeón del mundo de MotoGP, su referente.
  • Muere tras un accidente en Montmeló

Apuntaba maneras de campeón a sus 14 añitos y tenía manías de campeón. Andreas Pérez (20 de agosto de 2003, Barcelona – 11 de junio de 2018, Barcelona) ha fallecido en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de Pediatría del Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona al no poder superar las gravísimas lesiones cerebrales producto del accidente sufrido en el circuito de Montmeló durante la segunda carrera de la cuarta cita del Campeonato del Mundo júnior FIM CEV Repsol. “A pesar de muchos esfuerzos, finalmente los médicos no han podido hacer nada por salvar su vida”, reza el comunicado emitido por el equipo Reale Avintia Academy, para el que corría desde la pasada temporada.

Muere el piloto de 14 años de Moto3 accidentado en Barcelona

El fatal accidente se produjo a la salida de la curva 5 del trazado catalán, donde Andreas Pérez sufrió una caída y fue atropellado por varios pilotos. Trasladado en ambulancia al centro médico del circuito de Montmeló, posteriormente fue evacuado en helicóptero al Hospital de la Santa Creu y Sant Pau de Barcelona donde se confirmó su muerte cerebral pese a que su corazón seguía latiendo y sus constantes vitales eran correctas.

Andreas Pérez se había mostrado tremendamente competitivo la pasada temporada en la European Talent Cup (ETC), englobada en el Campeonato del Mundo júnior FIM CEV Repsol, donde consiguió dos victorias (Albacete y Jerez) y una segunda posición (Montmeló). Por esa razón, el equipo Reale Avintia Academy le dio la oportunidad de participar tanto en la ETC como en Moto3 en la prueba de Jerez y renovó su contrato el pasado mes de septiembre para dar el salto a la categoría de Moto3 del Mundial júnior, el último paso antes de llegar al Campeonato del Mundo de MotoGP. “Sé que este año podemos hacer buenas carreras y poder optar al título. Ahora hay que trabajar mucho y mantenerse en un buen nivel ya que mis rivales son muy competitivos”, señaló el piloto de 14 años durante la presentación del proyecto deportivo y antes de finalizar en el tercer escalón del podio en Estoril, en la primera carrera de la temporada.

Andreas Pérez vivía en Mollet del Vallès, en el pueblo donde se fundó la factoría Derbi y a escasos siete kilómetros del circuito de Montmeló. Tuvo su primera moto a los tres años después de que su padre Adolfo, dueño de una empresa gráfica, le regalara una KTM de cross. Cuatro años después ya competía en minimotos y a los nueve años se proclamaba campeón de Cataluña de 50cc. Hace tres temporadas, debutó en el Campeonato de España de Velocidad (CEV) de la mano del equipo de Álex Rins (MotoGP, donde finalizó sexto).

Al igual que Marc Márquez, su referente en el mundo del motociclismo, Andreas Pérez había adquirido la costumbre de utilizar calzoncillos de color lila para el día de las carreras. Una superstición que el tetracampeón del mundo de MotoGP inició con 10 años. Desde entonces, el piloto del equipo Repsol Honda utiliza ropa interior de color azul para los entrenamientos y roja para la carrera.

El accidente de Andreas Pérez es el tercero mortal que se produce en el circuito de Montmeló en apenas dos años. El 3 de junio de 2016, durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Cataluña, Luis Salom perdía la vida en la curva 12 tras ser golpeado por su propia moto al sufrir una caída. El 8 de julio del pasado año, Enric Saurí fallecía en el transcurso de las 24 Horas de Montmeló tras salirse de la pista en la primera curva e impactar de forma violenta contra las protecciones. El 8 de octubre de 2006 Rubén Torres, hermano de Jordi Torres (Campeonato del Mundo de Superbike), falleció mientras competía en la categoría de Supersport englobada en el Campeonato de España de Velocidad (CEV) tras una caída múltiple en la curva 1.