Rosberg  celebra su victoria en Singapur.

Rosberg celebra su victoria en Singapur.

F1 FÓRMULA 1

Rosberg, un campeón del mundo que ahora vende helados en Ibiza

Entre las empresas de Rosberg, destaca la heladería que tiene junto a su mujer en Ibiza, donde ambos veraneaban de niños y donde nació el amor entre ellos. "Cuando teníamos 8 años jugábamos juntos en el restaurante Cana Pepeta y él dice que allí se enamoró de mí", decía Vivian Sibold en una entrevista a Expansión. Los dos se reencontraron en la isla en cuando tenían 18 años y no se volvieron a separar.

Vivi's Creamery, que es como se llama la heladería, la abrió Viví en 2014 cuando ambos eran novios. Pese a sus compromisos como piloto, Rosberg pudo estar presente en la inauguración del negocio de la que por aquel entonces era su prometida. La heladería está situada en el puerto antiguo de Ibiza, enfrente del Mercado Viejo. Un lugar privilegiado desde donde se ve la muralla que rodea D'Alt Villa, Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1999.

La mujer de Rosberg estudió diseño de interiores en el Istituto Europeo di Design Milan y ha empezado a labrarse una prestigiosa carrera internacional. Junto a su marido tiene una empresa inmobiliaria en Montecarlo: "Compramos apartamentos y Vivian es quien se ocupa de la reforma y la decoración. Luego los alquilamos. Es un negocio que nos va muy bien porque hay pocas personas que pueden hacer una renovación tan fantástica como ella. Es única en todo lo que tiene que ver con diseño, moda, gastronomía...", reconocía Rosberg en dicha entrevista. 

Optimista respecto al futuro eléctrico de Ibiza

El alemán, además, posee un negocios vinculados con la movilidad eléctrica: "Estoy invirtiendo en Charge Point, uno de los líderes mundiales de cargadores eléctricos que se creó en California en 2007, y en una start-up alemana, Lilium Aviation, que está desarrollando un taxi volador eléctrico de despegue vertical". Rosberg no duda en afirmar que el futuro será eléctrico: "Creo que todo será eléctrico. En Ibiza en unos cinco años, en el resto de países en siete o diez, pero va a ser mucho más rápido de lo que pensamos".