Los alemanes, derrotados tras el gol de Corea.

Los alemanes, derrotados tras el gol de Corea. Reuters

Mundial

El hundimiento de Alemania: eliminada por primera vez en la historia en una fase de grupos

  • El equipo dirigido por Joachim Löw, vigente campeón del mundo, cayó contra el conjunto asiático (2-0). Suecia y México se meten en octavos. 
  • Todo sobre el Mundial de Rusia

Noticias relacionadas

Alemania, ay, Alemania, quién lo iba a decir. La vigente campeona, una de las favoritas, candidata a todo… y, sin embargo, fuera del Mundial en la primera fase. Después de caer contra México estrepitosamente y de salvar los muebles frente a Suecia, su traspiés contra Corea la manda a casa. Y, además, la hace merecedora de esa eliminación, porque los germanos ni jugaron, ni tuvieron ocasiones, ni mucho menos fueron superiores a sus rivales. Lo han hecho mal, muy mal, y se quedan fuera. Qué se le va a hacer [narración y estadísticas: 2-0].

Decepción en Alemania tras la eliminación de su selección del Mundial

Nadie lo hubiera imaginado. Alemania, en las cuatro últimas citas había llegado como mínimo a semifinales. Sin embargo, cayó. De nuevo, la maldición de la campeona del mundo volvió a hacer su aparición como ese fantasma que no se deja espantar. Ya le pasó a Italia, a Francia y a España. Todas alzaron al trofeo y quedaron eliminadas posteriormente en la fase de grupos. Lo que pone en evidencia la dificultad que entraña un Mundial. 

Werner se lamenta tras fallar una ocasión.

Werner se lamenta tras fallar una ocasión. Reuters

La hazaña, esta vez, es histórica. El hundimiento de la selección germana es total y absoluto: no había caído en la fase de grupos de un Mundial jamás. Ellos habían patentado aquella frase pronunciada por Gary Lineker que decía que el fútbol era aquello en lo que jugaban 11 contra 11 y siempre ganaban los alemanes. Ahora, tampoco. Han caído y de la peor forma posible. Nadie lo creería, pero así es. La todopoderosa Mannschaft está fuera. 

En realidad, era inimaginable hasta el resultado. Alemania podría haber empatado. Sí, eso podía ocurrir. De repente, en un día malo, sucede. Pero no caer. Y, sobre todo, no de esta forma ante Corea, con goles de Kim y Son en el tiempo de descuento de la segunda mitad, con tan solo un partido ganado, sin jugar bien ni crear ocasiones, muy lejos de su nivel. O, al menos del esperado. Y, además, última de grupo. Histórico. Su lugar en octavos lo ocuparán Suecia y México. 

Los suecos, contra todo pronóstico, han conseguido meterse en la siguiente fase liderando el grupo y lo han hecho a la perfección. En el último partido, se hicieron con la victoria contra México con goles de Augustinsson, Granqvist (de penalti) y Edson Álvarez en propia puerta (3-0). Y, de paso, dejaron en evidencia a los centroamericanos, que han ido de más a menos después de ganar a Alemania en el primer partido. 

Özil, derrotado tras caer en el Mundial.

Özil, derrotado tras caer en el Mundial. Reuters

Estas dos clasificaciones dejan en evidencia aún más lo histórico de la eliminación de Alemania. Los germanos, en teoría, habían caído en un grupo fácil. Quién iba a pensar que iban a dejarla fuera Suecia y México. Seguramente, nadie. Ni siquiera Joachim Löw, que acertó en muchas ocasiones y, posiblemente, erró en su convocatoria para este Mundial dejando fuera a Sané, alineando a un  Neuer que no había jugado en toda la temporada -y no a Ter Stegen, que llegó en mejor forma- o a algunas de las jóvenes promesas de Alemania en favor de la vieja guardia. Algo que recuerda, de algún modo, a lo que le sucedió a España con Del Bosque. 

Ahora, tendrá que ver el resto del Mundial desde casa. No le queda otra. Y se lo merece. Difícil hacer peor las cosas, muy complicado depender tanto de Toni Kroos e imposible caer contra Corea. Pero ocurrió y los germanos se quedan fuera de los octavos por primera vez en su historia. Y con eso queda todo dicho. 

Neuer se retira del campo tras el partido.

Neuer se retira del campo tras el partido. Reuters