Los peruanos se despiden del Mundial.

Los peruanos se despiden del Mundial.

Mundial

Carrillo y Guerrero se despiden del Mundial dándole una victoria a Perú

La selección dirigida por Ricardo Gareca se despidió de Rusia sumando tres puntos y tras dar, de nuevo, buena imagen. Australia necesitaba ganar para intentar clasificarse, pero el empate entre Francia y Dinamarca la dejó sin posibilidades. 

Noticias relacionadas

Los goles de André Carrillo y Paolo Guerrero en el triunfo ante Australia, y que marcó la despedida de Perú de Rusia 2018, devolvieron hoy una alegría agridulce a los peruanos, que esperaron 36 años desde su último partido en la Copa del Mundo.



La anotación de Carrillo a los 17 minutos de juego desató la alegría de los peruanos que lanzaron vivas, palmas, y gritos de euforia, similares a los vividos en las mejores fechas de las eliminatorias.



El volante del Watford inglés le tomó la posta a Guillermo La Rosa, que anotó el gol de honor en el último partido frente a Polonia en España'82 y que acabó en 5-1.



Por la diferencia horaria con Rusia, los peruanos empezaban sus jornadas laborales y estudiantiles en todo el territorio cuando el grito de gol retumbó en ciudades como Lima, donde algunas municipalidades colocaron pantallas gigantes para seguir el partido.



En el segundo tiempo, el capitán de Perú, Paolo Guerrero, anotó el segundo gol de la victoria y devolvió a sus compatriotas el alivio por verlo vencer el arco australiano.



Guerrero es una figura nacional en el país y las esperanzas de los peruanos estaban cifradas en su actuación, tras haber superado temporalmente la suspensión por dopaje impuesta por la FIFA.


Las plazas, centros comerciales, centros de estudios, hoteles y oficinas congregaron a los peruanos en todas las ciudades del país para seguir la despedida de la selección dirigida por Ricardo Gareca.



En el centro histórico de la capital, cientos de peruanos vistiendo la blanquirroja de la selección celebraron los goles, abrazados de emoción, saltando y dando gritos de alegría.



Asimismo, en los exteriores del Estadio Nacional, el principal escenario deportivo del país, jóvenes con la bicolor y blandiendo banderas peruanas lanzaron gritos de gozo y euforia por los goles de Carrillo y Guerrero.



La municipalidad capitalina colocó pantallas gigantes en la céntrica Plaza de Armas para que los limeños gocen el último encuentro de Perú en el mundial, animados con música criolla y barras.



Los gritos retumbaron en Palacio de Gobierno, ubicado en la misma plaza, a un lado de la municipalidad, donde el mandatario, Martín Vizcarra, suspendió su agenda oficial para observar el partido al igual que los 31 millones de peruanos.



La selección de Perú se despidió hoy de Rusia con una victoria y dos derrotas ante Dinamarca y Francia.