Un aficionado del Barcelona es chequeado a la entrada del Metropolitano.

Un aficionado del Barcelona es chequeado a la entrada del Metropolitano. EFE

Copa del Rey

Zoido se desvincula de la prohibición de camisetas amarillas en la final de Copa

"No se dio ninguna instrucción especial ni orden extraordinaria", informan desde el ministerio del Interior, que explica que fue una decisión policial y operativa.

El pasado sábado, en la final de la Copa del Rey que se disputó en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid, miembros del dispositivo de seguridad incautaron camisetas amarillas, con el lema 'Ara ès l'hora" (Ahora es la hora), a aficionados independentistas que se disponían a entrar en el campo.

Tras algunas críticas, el ministerio del Interior se ha desvinculado de esas acciones, añadiendo que fue una decisión exclusivamente operativa y policial y que desde el ministerio que dirige Juan Ignacio Zoido no se dio "ninguna instrucción especial ni orden extraordinaria" sobre este aspecto.

Según informa El Periódico, 199 camisetas amarillas fueron intervenidas en los aledaños del Metropolitano y todas ellas llevaban el lema "Ara ès l'hora". Se identificaron a diez personas al entender que podían estar vulnerando la Ley de Seguridad Ciudadana y a otras 13 por infracciones a la Ley del Deporte.

Desde el ministerio del Interior se informa que fueron los responsables del dispositivo policial los que interpretaron que esas camisetas podían "haber aumentado el riesgo de que se produjera una alteración del orden público o violencia en el recinto deportivo y sus alrededores".

Según explican estas fuentes, la policía actuó apelando al artículo 6 de la Ley contra la violencia y racismo en el deporte que explica que estará prohibido "introducir, elaborar o exhibir pancartas, símbolos, banderas u otras señales con mensajes que inciten a la violencia o en cuya virtud una persona o un grupo de ellas sea amenazada".

Además, explican que a las personas que se les requisó esas camisetas fueron únicamente a aquellos cuya indumentaria portaban lemas, que los aficionados pudieron recogerlas a la finalización del partido y que algunos de ellos pretendieron acceder a las gradas donde estaba los aficionados del Sevilla, lo que podría haber provocado incidentes.

Por su parte, el Partido Popular ha defendido este lunes la acción de la policía, argumentando, en palabras de Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación, que "el deporte tiene que ser deporte, y la utilización política del fútbol y de la Copa del Rey no es positiva".

ERC y PDeCAT han confirmado que preguntarán este martes a Juan Ignacio Zoido en el Senado sobre la incautación de camisetas amarillas a espectadores de la Copa del Rey.