Copa del Rey

El sevillismo contrarresta la pitada contra el Rey en la final de Copa

Los aficionados del Sevilla corearon con fuerza el himno, pitado en la parte de los aficionados del Barcelona, aunque no de forma mayoritaria como otros años.

Madrid

La afición del Sevilla coreó con fuerza el himno de España, que retumbó en el estadio Wanda Metropolitano al inicio de la final de la Copa del Rey 2018, que se presentaba con polémica por la situación política que se vive en Cataluña con el Barcelona como finalista. Los andaluces contrarrestaron los pitos que sonaron en la parte donde se colocaron los aficionados culés.

Era de esperar y así se sucedió. La afición del Barcelona pitó de forma mayoritaria el himno de España con el que se ha abierto la final de la Copa del Rey que este sábado ganó en el Wanda Metropolitano de Madrid el equipo catalán (5-0) al Sevilla.

Himno de España en la final de la Copa del Rey 2018

Con un ambiente caldeado en las últimas fechas por la situación política en Cataluña, muchos hinchas culés han vuelto a utilizar la final de Copa como mitin político, silbando al himno y al Rey Felipe cuando ha hecho su entrada en el estadio. El encuentro estaba claramente marcado por las peticiones de organizaciones independentistas que han querido convertir la final de Copa, como ya sucediera en las dos últimas, ambas en Madrid, en un plebiscito del apoyo al secesionismo catalán.

Sin embargo, no ha sido toda la afición del Barcelona la que ha pitado al himno. En el fondo del Metropolitano donde se han situado los hinchas azulgrana se han podido ver más banderas que de costumbre y, como ha pasado todo el día, el 'españolismo' culé ha querido mostrar músculo y reivindicar que ellos también son del Barcelona.

A diferencia de otras finales, como en 2012 y 2015 cuando el rival era el Athletic Club, esta vez la otra afición no ha pitado, al contrario, ha aplaudido el himno de España. El fondo del Sevilla se ha llenado de banderas españolas, demostrando así que ellos sí respetan al himno y a España. Han tarareado al himno.

El ambiente ha sido festivo durante todo el día en la capital de España, que ha albergado a las dos aficiones en los aledaños del Wanda Metropolitano. La del Barça, en el Paseo de Ginebra, en una tranquilidad mañanera y de algo más movimiento después. La del Sevilla, en el parque de Canillejas, en un ritmo mucho más fiestero. La Feria de la capital andaluza se trasladó a Madrid.