Los jugadores del Sevilla entrenando en Moscú este lunes.

Los jugadores del Sevilla entrenando en Moscú este lunes. SERGEI KARPUKHIN Reuters

Champions League

El Sevilla quiere sobreponerse a las lesiones ya superadas por el Spartak

El conjunto hispalense se enfrentará este martes al equipo de Moscú con ciertas bajas de peso, las que ya no asolan a un equipo ruso que lleva nueve partidos seguidos invicto pero también nueve sin ganar en Europa.

E.E.

El Sevilla visita este martes al Spartak de Moscú (20:45, beIN Sports) con el reto de ofrecer su mejor cara en la capital rusa, tras las dudas surgidas por su segunda derrota de la temporada el sábado en Bilbao (1-0), y de afianzarse en el liderato del grupo E de la Champions League ante un rival que busca no descolgarse.

Los andaluces afrontan esta tercera jornada en el máximo torneo continental como primeros con cuatro puntos, frente a los dos que suman el Liverpool y el Spartak y con el Maribor como colista con uno, después de que arrancaran esta fase con un 2-2 en Inglaterra, su principal adversario a priori del grupo, y golearan luego 3-0 a los eslovenos.

Los sevillistas quieren hacer un partido redondo, y en parte lo necesitan, para zanjar sus titubeos, seguir firmes en la Liga de Campeones y de paso resarcirse de sus últimos tropiezos en LaLiga, con dos derrotas (Atlético y Athletic) en tres jornadas que han coincidido con cierto bajón en su fútbol y su efectividad goleadora.

Sin embargo, el equipo dirigido por el argentino Eduardo Berizzo, quinto en la LaLiga con 16 puntos, se ha hecho fuerte en defensa, es uno de los menos goleados del torneo español con cuatro tantos y ha dejado su portería a cero en seis de sus últimos nueve encuentros.

Paradójicamente, el Sevilla llega con problemas en la zaga por las lesiones a esta cita muy importante para su devenir en la 'Champions', donde su objetivo es volver a pasar primero a octavos y después intentar desquitarse de su fiasco del pasado año ante el Leicester para alcanzar los cuartos por primera vez en este formato.

En Moscú, donde el Spartak igualó a uno con el Liverpool tras lograr otro 1-1 antes en Maribor, Berizzo no podrá contar con sus capitanes: el luso Daniel Carriço y el argentino Nico Pareja, que jugó tres años con los moscovitas antes de llegar en 2013 al club sevillista; aparte del lateral galo Carole, no inscrito en la UEFA.

También está lesionado el francés Steven N'Zonzi, un puntal en su medio campo, al sufrir el sábado un esguince de tobillo, y será duda hasta última hora el central danés Simon Kjaer, que también acabó en Bilbao con un golpe en la tibia derecha, con lo que, si no mejora, el argentino Gabriel Mercado jugará de central con el galo Lenglet.

El argentino Guido Pizarro suplirá a N'Zonzi y volverá al centro del campo su compatriota Éver Banega, pese a que regresó de su selección con un golpe en un tobillo, quizá junto a Pablo Sarabia o, si la apuesta es más ofensiva, el también argentino Franco Vázquez.

Eduardo Berizzo en la rueda de prensa previa al duelo contra el Spartak.

Eduardo Berizzo en la rueda de prensa previa al duelo contra el Spartak. SERGEI KARPUKHIN Reuters

Mientras, el Spartak Moscú, que acumula nueve partidos sin ganar en Europa -no lo hace desde octubre de 2012 (2-1 al Benfica)-, ha recuperado a varios de sus puntales justo a tiempo para un partido clave para sus aspiraciones de clasificarse para octavos de final.

El equipo entrenado por el italiano Massimo Carrera estuvo sumido varias semanas en una profunda crisis de juego y resultados, causada en gran parte por la ausencia de sus mejores jugadores por lesión: el ruso Denis Glushakov y el holandés Quincy Promes.

Ahora, han vuelto y el Spartak -que lleva nueve partidos invicto entre todas las competiciones, cuatro triunfos y cinco empates- ha comenzado a escalar posiciones en la liga rusa, como se vio el viernes con su victoria en casa del Ajmat (1-2) en Grozni, capital chechena, un territorio tradicionalmente hostil para los moscovitas.

Precisamente, el primer gol fue obra de Glushakov a pase de Promes, lo que demuestra la importancia de ambos en el juego de ataque del equipo, mientras que el segundo lo marcó el paraguayo Lorenzo Melgarejo, que ha sido el revulsivo en las últimas semanas.

Con esa victoria, el Spartak, actual campeón de liga, subió hasta la quinta posición, a ocho puntos del líder, el Zenit San Petersburgo. Carrera salió de inicio con dos centrales, pero contra el Sevilla es probable que vuelva a jugar con tres, como hizo ante el Liverpool, aunque eso no impidió que los ingleses dispusieran de numerosas oportunidades de gol.

El central italiano Salvatore Bocchetti debería regresar al once junto al alemán Serdar Tasci y el ruso Georgi Dzhykiya, aunque éste también puede jugar de lateral izquierdo. En ese caso, sería suplente el medio croata Mario Pasalic, cedido por el Chelsea, al igual que el brasileño Rocha, titular en Grozni.

El veterano brasileño Luis Adriano, que llegó la pasada temporada del Milán, no ha aportado hasta ahora gran cosa, pero es el único delantero centro de nivel disponible en el equipo. Carrera confirmó las bajas por lesión del mediocampista ruso Roman Zobnin y del atacante caboverdiano Ze Luis.