Enric Gallego y Capa luchan por el balón en el Huesca - Athletic de La Liga

Enric Gallego y Capa luchan por el balón en el Huesca - Athletic de La Liga JAVIER BLASCO EFE

Fútbol LA LIGA

La Federación quiere acabar con los partidos de los lunes de La Liga

Rubiales ha defendido que los horarios debe ponerlos el organismo que preside y no la que está bajo la dirección de Javier Tebas.

Luis Rubiales ha comparecido este martes en un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press. En él ha expresado su intención de acabar con el partido de Liga que se juega los lunes: "No nos gustan los partidos de los lunes. Estos horarios son nocivos. Si no llegamos a un acuerdo no es por culpa de la RFEF", ha indicado.

En relación a las competencias que tiene Javier Tebas como presidente de LaLiga respecto a este asunto, Rubiales ha señalado que "queremos que los horarios los explote LaLiga, pero son una competencia pública delegada. Los horarios son de las Federaciones", dejando claro que estas decisiones quedan bajo el mandato del organismo público, aunque hayan delegado las funciones en LaLiga.

Varias aficiones han protestado

En las últimas jornadas, varias aficiones han protestado por los horarios en los que juegan sus equipos, especialmente los lunes. La última ha sido la del Alavés, cuando el último 11 de febrero acudía tarde a Mendizorroza cuando ya había comenzado el partido contra el Levante. 

"Odio eterno al fútbol moderno" y "Las televisiones matan al fútbol" son eslóganes que realizan continuamente las peñas del club vitoriano, ya que durante esta temporada están jugando casi todos sus partidos en lunes y en el que jugaron contra los granotas acudieron con un ataúd como simil a la muerte del fútbol"clásico y auténtico", que se desarrolla en fines de semana y no en viernes o lunes, como es el caso.

La afición del Rayo también han protestado contra su horario en lunes. En el partido frente al Leganés, en el minuto 10, los aficionados se pusieron de pie y estuvieron de espaldas al campo sin animar durante dos minutos, dejando el Estadio en silencio. La protesta tenía el lema: "Demos la espalda y enterremos los partidos en lunes".

[Más información: El Leganés se lleva una cruel victoria ante un Rayo que luchó hasta el final]