El homenaje más siniestro en la historia del fútbol.

El homenaje más siniestro en la historia del fútbol.

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

El emotivo (o siniestro) homenaje de un equipo a su compañero ya muerto en el ataúd

Noticias relacionadas

Había que esperar al penúltimo día del año para ver una de las escenas más pintorescas del año 2018 en el deporte. Podría haber sido un gol cualquiera, sin embargo, no fue así. El autor de este tanto fue un jugador de fútbol amateur sí, pero estaba muerto, dentro de un ataúd.

Esta situación tan extraña se dio en México. El equipo no profesional, Deportivo Llamas, quiso realizar un homenaje especial a Noé Acuña, un jugador fallecido recientemente. En vez de contentarse con un emotivo adiós en el centro del campo donde el conjunto juega sus partidos, decidieron que se merecía marcar un último gol.

Un emotivo gol

El procedimiento fue el siguiente. En primer lugar dispusieron el féretro dentro del área pequeña. A continuación, los compañeros de Acuña realizaron una transición de ataque hasta que uno de los integrantes realizó el último pase.

Tras el gol, todos los presentes pasaron de una breve alegría momentánea al llanto colectivo.

Este acto se llevó a cabo en Ciudad Victoria (Tamaulipas). Realmente a través de vídeo se puede sentir el cariño y aprecio que tanto los aficionados, entre los que estaban los familiares, como los propios deportistas le tenían al fallecido. Se oyeron grandes aplausos en su memoria. Fue un recuerdo más que sentido.

[Más información: Aziz, defensa del Galatasaray, al borde del despido por culpa de su mujer]