Ibrahimovic junto a los jóvenes tailandeses. Foto: Twitter (@TheEllenShow)

Ibrahimovic junto a los jóvenes tailandeses. Foto: Twitter (@TheEllenShow)

Fútbol MLS

Ibrahimovic sorprende a los niños tailandeses que quedaron atrapados en la cueva

Pese a que desde mediados de la temporada 2017/2018 Zlatan Ibrahimovic milita en las filas de Los Angeles Galaxy, el nombre del delantero sueco sigue estando en boca de todo el mundo. En lo deportivo está demostrando encontrarse a un gran nivel, siendo importante para su equipo, pero su última gran acción ha tenido lugar lejos de cualquier terreno de juego.

Concretamente se trata del show televisivo de Ellen DeGeneres. El exfutbolista de grandes clubes europeos como el Manchester United, PSG y Barcelona iba a aparecer por sorpresa en el programa, donde todos los focos estaban puestos sobre los jóvenes tailandeses quedaron atrapados en una cueva, siendo una de las experiencias más dramáticas de la vida de cada uno de ellos.

Antes de que el delantero de la MLS hiciera su aparición, Ellen presentaba al jugador como es debido, viendo como el rostro de cada uno de los pequeños tailandeses se iluminaba con una sonrisa de oreja a oreja. Sin más demora, procedió a dar paso al delantero sueco, quien recibió la ovación del público presente y fue chocando la mano con todos los jóvenes, uno por uno. Finalmente, tras saludar también a las dirigentes del show, Zlatan tomó asiento y fue preguntado por la situación por la que habían pasado quienes le rodeaban.

Su lado más humano

A partir de ese momento, Ibrahimovic iba a pronunciar una frase que iba a despertar las emociones de todos los presentes en el programa, la cual iba dirigida a los jóvenes tailandeses: "Yo pensaba que era valiente pero vosotros sois más valientes que yo; sois el mejor equipo del mundo". De esta manera, el ariete sueco volvía a recibir el cariño de todos los participantes, dando una vez más otra gran prueba de humildad. Además, uno de los episodios más emotivos de Zlatan fue ante la interpretación del himno de EEUU por parte de una niña, lo que le puso la piel de gallina, sin poder contener su emoción.