Villar y Lete, con los secretarios generales de FIFA y UEFA en Madrid.

Villar y Lete, con los secretarios generales de FIFA y UEFA en Madrid. Efe

Fútbol Corrupción en la RFEF

El Gobierno no quiere líos con la FIFA: el fútbol elegirá al sucesor de Villar

El CSD asume una postura neutral, una vez inhabilite al presidente de la RFEF, y espera que se forme una Junta Gestora para organizar unas elecciones libres. No habrá injerencias que perturben a la FIFA y la UEFA.

El Gobierno no se va a meter en la elección del sucesor de Villar al frente del fútbol español. La promesa del presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Ramón Lete, de “tutelar la Asamblea y el desarrollo de la competición” no irá más allá de la inhabilitación al todavía presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) y de asegurar un marco estable para que se siga el proceso marcado por la ley: concretamente, la formación de una Junta Gestora y la convocatoria de elecciones libres.

El CSD ya ha enviado al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) la documentación con la que solicita la incoación de un expediente disciplinario a Villar y ha convocado la Comisión Directiva del CSD para el martes. Basta la apertura del expediente disciplinario, sin esperar más actuaciones, para que Villar pueda ser suspendido de sus cargos al menos de forma temporal.

Las medidas para reemplazar al presidente, insisten fuentes autorizadas del CSD, deben partir de la propia Federación (de acuerdo con sus estatutos). La extrema sensibilidad de la FIFA y la UEFA a cualquier injerencia gubernamental en la gestión del fútbol (la FIFA ha suspendido federaciones en el pasado, como Guatemala o Kuwait) está en la mente de Lete y del ministro Iñigo Méndez de Vigo: "No va a haber ninguna intromisión; simplemente vamos a estar vigilantes en el proceso, como se estuvo en las pasadas elecciones", señalan las citadas fuentes, que recuerdan que ambas entidades han anunciado la suspensión de Villar de sus cargos, “lo que demuestra que van en la misma línea que nosotros”. La conclusión es clara: “FIFA y UEFA no van a tener ningún problema con el Gobierno, porque el sustituto de Villar lo va a elegir el fútbol español”.

Villar en el momento de su llegada a RFEF.

Villar en el momento de su llegada a RFEF. Reuters

La sucesión tranquila que habían diseñado desde el Gobierno para la RFEF ha saltado por los aires con la Operación Soule, impulsada hace un año y medio por el entonces secretario de Estado, Miguel Cardenal, primer responsable del abrupto fin del ‘villarato’ y víctima política de su enfrentamiento radical con el otrora todopoderoso Villar en 2015 y 2016.

Contra el vacío de poder

Las primeras reuniones para remediar el vacío de poder en la Federación ya se han producido, con representantes de todos los sectores (incluido el otro gran enemigo de Villar, Javier Tebas, presidente de LaLiga). El miércoles próximo se celebrará la Asamblea General de la Federación, el órgano decisorio de 140 miembros que puede convocar elecciones y crear una Junta Gestora que otorgue continuidad al organismo hasta la celebración de esa votación (el comienzo de una etapa nueva).

La presidencia de esa Junta Gestora tiene dos candidatos principales: Luis Rubiales, presidente de la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) y ‘delfín’ previsto de Villar, y Marcelino Maté, presidente de la federación castellanoleonesa y presidente de la Comisión de Clubes de Segunda B. No obstante, el impacto de los sucesos de esta semana y el escandaloso auto de prisión incondicional del juez Pedraz, repleto de fragmentos de conversaciones telefónicas obscenas, dificultan un pronóstico. Hasta ahora ha sido Maté, apoyado por las federaciones territoriales y con reputación de discretísimo, quien ha tomado las riendas en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. La velada alusión de Padrón en el auto de prisión sobre un posible salario irregular de 3.000 euros mensuales para el castellanoleonés podría afectar a su estrella a medio plazo.

Federaciones díscolas

Los conflictos del pasado, además, tienen consecuencias en el momento actual. Los dirigentes de las federaciones tradicionalmente opuestas a Villar (Aragón, Andalucía y Galicia) no reconocen a los miembros de la Asamblea, cuya formación está pendiente de juicio por las denuncias sobre las supuestas irregularidades en el proceso electoral, que se retrasó un año por desavenencias entre la Federación y el CSD. (Finalmente, ni siquiera se llegó a votar por incomparecencia de Pérez, que alegó trampas diversas y no pudo reunir los avales suficientes).

La FEF ajusta su logo

La FEF ajusta su logo Ilustración de Tomás Serrano

Las próximas semanas se presentan interesantes, entre otras cosas por la magnitud de la red clientelar desvelada y sus posibles derivaciones. Tebas afirmó este viernes que “aún hay muchas cosas por salir”, ya que “hay muchas personas en las federaciones territoriales con cargos y, si continúan, el 'villarismo' o la forma de actuar del 'villarismo' reflejada en este auto va a continuar... Y todo eso hay que eliminarlo”.

Los enemigos del presidente caído afilan sus espadas para la toma del poder (incluidos aquellos que antes fueron amigos y estrechos colaboradores). Mientras tanto, el pánico de muchas federaciones autonómicas tras el arresto del presidente el martes se multiplica tras la revelación del jugoso auto de prisión el jueves por la noche. “Van a salir temas que nos van a asombrar mucho más”, remachaba este viernes Tebas (él mismo investigado por Hacienda por diversos fraudes fiscales presuntos) tras una de las semanas más felices de su existencia reciente.