Belén Esteban, emocionada tras enterarse de la feliz noticia para ella.

Belén Esteban, emocionada tras enterarse de la feliz noticia para ella. Mediaset

Televisión MINUTOSTV

Belén Esteban, invitada a los Premios Iris por culpa de Sálvame: ¡adónde vamos a llegar!

Que uno es moderno y aperturista, pero tanto, tanto... no. Creo que en todo ha de haber un límite, un coto. Leñe, ¡un respeto a la profesión!, dirán los antiguos. 

Noticias relacionadas

¡No salgo de mi asombro! No sé, así me ha pillado el día. Sálvame ya no sabe qué hacer para seguir innovando o, mejor, para continuar escandalizando a la peña. Hay que decir que se lo curran bastante lo que están ahí, detrás. Las mentes pensantes. Ojo, que son unos genios y el programa me encanta. Yo sí veo SálvameVaya por delante, pero... con un límite. Cuando ya parecía que no se podían coronar más, ¡siempre van un paso más allá! Ya no solo presenta cada tarde un colaborador, así, a la balalá -creo que la semana que viene presentará el técnico, tengo que confirmarlo-, sino que mandan a recoger un premio a la mismísima Belén Esteban (46 años). La de Paracuellos, ¡en los Premios Iris! 

¿Se acuerdan que hace unas semanas escribía sobre Rafa Mora (36) cuando presentó Sálvame y dije que estaba todo bien siempre y cuando no presentara Belén Esteban el Telediario algún día? Pues eso. Ahora todo lo veo más factible, más realizable en este mundo de locos. ¿Por qué no puede Belén quitarle el puesto a Pedro Piqueras (64)? ¡Por qué, ¿eh?, por qué! Todo es posible; ¡Belén se lo merece! ¿Ven? Todos locos. Todos desquiciados y con el baremo de la lógica por uvas! A ver si me explico, que no quiero que se me malinterprete: que todos podemos superarnos, que nada es imposible, que la vida es cazar ese sueño que parece inasible. Que Belén ha sido una tía lista. Qué digo, ¡inteligente! Que la admiro, incluso. 

Pero... Belén recogiendo el Premio Iris por Sálvame, ¡como que no! Que uno es moderno y aperturista, pero tanto, tanto... no. Creo que en todo ha de haber un límite, un coto. Leñe, ¡un respeto a la profesión!, dirán los antiguos. Le escribo a un colega que sé que me va a dar contenido. "Hombre, tampoco lo veo tan raro. Si hay alguien que está capacitada para recoger ese premio, es Belén. Ella mueve el programa y este le debe mucho. Sálvame no existiría sin Belén, así te lo digo", me suelta. Vaya, pensaba que iba a pensar lo contrario, como yo. No me vale. A ver, otro colega. Enviado. Este sí, ¡este sí! "Yo de La fábrica de la tele me espero cualquier cosa. Pero, a ver, si lo piensas bien, recoger un premio no es para tanto si lo comparas con dar las Campanadas". 

Anda mi madre, se me había olvidado: Belén dio las Campanadas. Qué certero este amiguete. Tiene razón, sí, ¡pero no minimicemos el escándalo! A ver si, entre tibiezas, me voy a quedar sin tema para este blog. Volvamos al tema. Estas han sido las emotivas palabras del programa hacia Esteban -hay que decir que el momento, así, enmarcado y si te sales y desprejuicias, fue bonito-: "Por su carisma, por su humanidad, por su voluntad de hierro, por su simpatía, por que pone el alma en todo lo que hace y dice, (...) y porque no hay nadie que represente mejor el espíritu de Sálvamela cúpula de Mediaset España y la Fábrica de la Tele han decidido por voto unánime que Belén Esteban sea la persona que reciba este galardón". 

Ella, emocionada hasta la lágrima. La verdad es que Belén no me cae mal, es buena niña... Uff, me estoy ablandando. ¡No, no, no! Retomemos la indignación. ¿Qué discurso dará? ¿Con quién compartirá escenario? Ah, sí, lo han confirmado: con Kiko Hernández (43). "Será algo muy guay, ya lo verás. Habrá sorpresas", me secretea alguien de allí. No lo dudaba. Ay, en fin. Y para quitarme este regusto tan amargo a hiel revenida, me pongo la gala de los Ondas. Y veo a María Teresa Campos (78) ... y me emociono. Y lloro un pelín. Le pongo un mensaje tierno y termino reflexionando: unas tanto y otras tan poco, tan poquito ya... ¡El mundo al revés! 

[Más información: Comienza el casting para buscar sustituto a Joaquín Prat: ¡estos son mis candidatos, Ana Rosa!]