Jorge Javier Vázquez junto a Julio Ruz en 'GH DÚO'.

Jorge Javier Vázquez junto a Julio Ruz en 'GH DÚO'. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Jorge Javier y su vergonzoso apoyo a Julio Ruz en GH DÚO: acosar no es delito

El catalán casi le extiende una alfombra roja, y cuando venía un reproche lo hacía tan almidonado que parecía una reprimenda de un padre a su hijito travieso.

¡Menudo fiasco, menuda vergüenza, menudo bochorno! Juro que esperaba este martes Gran Hermano DÚO Límite 48 horas como agua de mayo -expresión que detesto-, y se ha descubierto como una decepción absoluta. Yo, que creía que iban a lapidar en el plató a Julio Ruz (36) por su expulsión disciplinaria, me encuentro con un lindo paseo en barca por parte del presentador Jorge Javier Vázquez (48). Desde el primer momento, el trato del catalán ha sido impecable para con Julio, exquisito, educadísimo. Casi le extiende una alfombra roja y cuando venía un reproche -como por guion- lo hacía tan almidonado que parecía una reprimenda de un padre a su hijito travieso.

¿Dónde quedan aquellos enfados morrocotudos y las grandes lecciones morales que Jorge Javier le ha soltado a otros concursantes por casos parecidos? Ay, que se nos ve el plumero y el favoritismo. Ojo, Julio no es el único que se guarece en el manto protector del presentador. A ver, a ver, déjame pensar... ¿Suso Álvarez, por ejemplo? O, sin ir tan lejos, ¿Antonio Tejado (32)? Ahí lo tenemos y, creo, a veces ha sido, incluso, más explícito que Julio en su tratamiento hacia la mujer.

Julio durante su charla con Jorge Javier.

Julio durante su charla con Jorge Javier. Mediaset

En fin, que este martes se ha hecho un lavado de imagen en toda regla del señor Julio. El tío ha entrado en plató, como cordero degollao, pidiendo disculpas casi atropelladamente, como diciendo cuanto antes me quite esto, mejor: "Es necesario pedirlas. A María Jesús Ruiz (35), a la audiencia y a esta casa. Y quiero hacerlo sin paños calientes". 

Hasta ahí, casi todo de fábula, tú; pero, oye, para haber asegurado el mea culpa sin recular has rematado casi todas tus frases con un pero un tanto sospechoso: "Entiendo mi expulsión. Lo que pasa es que María Jesús y yo pasamos de estar muy bien a muy mal, y no lo comprendo". Justificación al canto, ahí va otra: "Nunca hemos tenido broncas ahí fuera, pero es que me pedía que no le hablara a Sofía Suescun (22) mientras que ella lo hacía con Antonio Tejado, cuando sabía lo mal que nos llevamos".

Ya, pero; sí, pero; te entiendo, pero... ¡Basta de peros! Y cuando el presentador le pregunta tibiamente si él es así en la vida real, Julio gimotea: "No me reconozco. En mi cabeza en esos momentos era urgente solucionar lo que se había perdido, pero no se actúa así". Ah, importantísimo: Julio ha confirmado que María Jesús y José María Gil Silgado (66) están juntos y que la de Jaén entró en la casa "teniendo una relación" con él. Si es que, ay, pobre Julio. 

Julio está arrepentidísimo y se erige como el adalid de la tranquilidad y la calma, del amor y el respeto. En ese punto, Jorge vuelve a intervenir para hacerle ver que, jolín, Julio; a los jóvenes hay que lanzarles un mejor mensaje de no control sobre la pareja. Eso sí, para, acto seguido, reflexionar el tío, con un par: "Si nos pusieran a todos una cámara todo el día, tampoco nos sentiríamos cómodos. El mundo de la pareja es complicadísimo, y más en un sitio que no es tu entorno natural". Vamos, que tranquilo, Julio, que el acoso es natural y que las parejas son así. No te sientas extraño; todos somos tú. Prométeme que no volverás a hacerlo y borrón y cuenta nueva. Este martes, más que nunca, me he acordado de Mercedes Milá (67). Casi con total seguridad ella le habría dicho lo mismo, léase la ironía. Claro que, si estuviera la Milá al frente, Julio Ruz ni siquiera habría pisado el plató, como han denunciado en redes sociales. 

María Jesús y su tonteo con Tejado y el miedo de Sofía Suescun 

Albalá durante una charla con Sofía.

Albalá durante una charla con Sofía. Mediaset

Pues sí, parece que más allá de Julio Ruz hay vida. De hecho, la casa respira tranquila sin él y solo Fortu -sí, sigue allí dentro aunque no lo veas- lo echa en falta, aunque con un pero -la noche de los peros-: "Me da pena, pero si ha hecho algo malo me voy a alejar". Bonita reflexión. Por su parte, María Jesús está viviendo a tope, se puede decir que ha vuelto a nacer la chiquilla sin Julio. Así se lo ha contado a sus compañeros: "Desde que se fue he empezado de cero el concurso". En su afán, ha hecho un "ritual energético" por toda la casa para eliminar las malas energías que dejó Julio y, todo apunta, a que se está arrimando a los brazos de Tejado en busca de cariño. "Estoy suelta", confirma entre risas. 

Yo, como Ylenia Padilla, no me creo nada: pienso que Antonio lo está haciendo para ganar votos y no salir expulsado. El caso es que él vende la moto a quien se la quiera comprar: "Me apetece conocerla, hay conexión". Y mientras viven su 'historia de amor', Tejado no olvida a Candela y lanza un recadito: "Como la vea en un Deluxe, ni hola ni adiós. Sé que si me hubiera ido yo, ella estaría gozándolo aquí. Ella buscaba pelea todo el rato".

Ay, Antoñito, me da a mí que Candela está deseando sentarse en una silla y puede ser muy pronto. ¿El próximo sábado? Tiempo al tiempo. Por cierto, para terminar, Sofía Suescun está viendo cómo el público ya no la apoya y los abucheos se le acumulan. Está tocada y cree que la culpa de todo la tiene Alejandro Albalá: "Me van a mandar a la calle". Pues sí, ojalá, tía. Tu estrella se apagó y eres muy cansina. 

Salvados: Alejandro Albalá, Carolina Sobe, Yoli y Fortu

Nominadas: María Jesús y Sofía Suescun

[Más información: Agresión y acoso a "la perra" de María Jesús: el vídeo repugnante de Julio Ruz]