Desfile de Palomo Spain en la New York Fashion Week.

Desfile de Palomo Spain en la New York Fashion Week. Redes sociales

El Estilo FW19-20

Palomo Spain regresa a la pasarela neoyorquina tras dos años de éxito mundial

El diseñador de Posadas ha vuelto a triunfar en el marco de la New York Fashion Week presentando su colección 1916.

Noticias relacionadas

La firma española Palomo Spain volvió este lunes a Nueva York, escenario del que fuera su primer debut internacional hace justo dos años. Su nueva colección, 1916, es una propuesta con la que busca cimentar su éxito y en la que colisionan elementos del mundo del ballet y de la España profunda.

"Ha sido como si hubieran pasado 15 años entre medias", asegura el diseñador de la firma, Alejandro Gómez Palomo (27 años), rememorando su primer desfile en la ciudad de los rascacielos, donde acudió con un pequeño equipo para organizar un modesto show en el que sus modelos desfilaron por amor al arte.

Ver esta publicación en Instagram

Three looks with Tattoonies from @palomospain Fashion Show yesterday at @nyfw. ⚫️⚫️⚫️⚫️⚫️

Una publicación compartida de Tattoonie Temporary Tattoos (@tattooniedesign) el 5 Feb, 2019 a las 2:00 PST

En la actualidad, sin embargo, cerca de un centenar de personas, entre modelos, estilistas, miembros de la prensa y demás curiosos, abarrotaban el backstage de los Spring Studios, uno de los espacios de moda más importantes de Nueva York, y donde Palomo ha celebrado su desfile este lunes 4 de febrero.  

Esta colección del modisto, que con sus excéntricos diseños ha conseguido vestir a artistas de la talla de Beyoncé (37) o Miley Cyrus (26) y ha pasado por las pasarelas de París, Moscú y Madrid, ha estado marcada por una mezcla de colores vivos acentuados en ocasiones con grandes lunares, y cortes clásicos que contaban también con elementos del ballet.

Ver esta publicación en Instagram

#palomospain #fw19 #nfw #menscollection #fashion @nowfashion

Una publicación compartida de usherlovejpny (@usherlovejpny) el 5 Feb, 2019 a las 1:09 PST

Esta vez, el cordobés se inspiró en un momento de la historia, 1916, cuando miembros del ballet ruso son invitados a exiliarse en España a causa de la Primera Guerra Mundial. "Vienen a España y se empiezan a empapar de todo lo que está sucediendo en la vanguardia española. Se quedan fascinados por lo español, van a Sevilla, a Madrid y conocen a Picasso y Manuel de Falla", explica el diseñador.

Con ello, empieza a producirse una "mezcla preciosa y muy interesante": "Ellos, el ballet, algo tan establecido, tan rígido y tan clásico, se libera en un sitio tan remoto como San Petersburgo".

Así, Palomo Spain ha presentado en Nueva York volúmenes ligeros y vaporosas que recuerdan al baile clásico con faldas largas ajustadas a la cintura de aire sureño, o elegantes cuellos altos propios de bailarinas con zapatos negros decorados con los luminosos lunares del flamenco.

El modisto, conocido por diseñar ropa para hombres partiendo de patrones femeninos, ha querido probar un enfoque distinto, y ha trabajado sobre la sastrería masculina para llevarlo a un "mundo mucho más femenino, fluido y sensual".

"Hemos hecho algo súper nuevo y súper interesante, que es lo contrario de lo que hemos hecho hasta ahora. Por eso ha sido un punto de inflexión para mí", explicaba Alejandro Gómez Palomo mientras preparaba el desfile.

La casa de moda española se decidió este año por dejar de lado la seriedad y los altos estándares de París para volver a la frescura de Nueva York, donde, asegura el diseñador, hay una "energía diferente", joven y de cambio.

Ver esta publicación en Instagram

#palomospain #fw19 #nfw #menscollection #fashion @nowfashion

Una publicación compartida de usherlovejpny (@usherlovejpny) el 5 Feb, 2019 a las 1:00 PST

Desde su primer desfile en la Gran Manzana, en febrero de 2017, sus originales y provocadores diseños han llevado al modisto a convertirse en una de las marcas emergentes españolas más reconocidas, un éxito que se toma como "algo relativo".

"No creo que el éxito lo haya conseguido todavía, hay un camino muy largo por recorrer. Creo que todavía hay muchas cosas que se tienen que profesionalizar, y tenemos que seguir creciendo", subraya el joven cordobés de 26 años.

El aspecto negativo de su triunfo, apunta, es que la gente espera demasiado de él y por lo tanto es más crítica con todos sus proyectos.

"Cuando la gente ha hecho comentarios de que si estoy en la tele o me he vuelto muy comercial, luego presentas una colección y puedes callar esas bocas", zanja el modisto, que señala que siempre intenta demostrar que está "trabajando muy duro" con sus propuestas.

[Más información: Palomo Spain explora nuevos territorios sin perder su esencia]