Alierta y Sartorius en un montaje.

Alierta y Sartorius en un montaje.

Famosos NUEVOS ROMACES

Alierta, a un amigo sobre Sartorius: "Últimamente he bailado pegado a una mujer"

"...Espero que Ana Cristina me lo sabrá perdonar". Así se sinceraba el expresidente de Telefónica con un gran empresario español hace unas semanas. "Se le ve muy feliz", asegura.

Isabel Sartorius (52 años) y César Alierta (72) mantienen una amistad muy intensa desde hace meses. Median 20 años de diferencia de edad entre los dos, pero la sintonía entre ellos es perfecta. La que fuera novia del actual rey Felipe VI (49) y el expresidente de Telefónica coincidieron en el mes de mayo durante un viaje a Nigeria relacionado con Profuturo, una alianza de fundaciones de Telefónica y La Caixa, donde mostraron una complicidad sorprendente. Parece ser incluso que existen fotos de ambos juntos que podrían ver la luz muy pronto. 

César Alierta en una imagen de archivo.

César Alierta en una imagen de archivo. Gtres

César Alierta reúne todas las características para hacer que una mujer se sienta segura junto a él. Hay una pega. Según ha podido saber JALEOS, si Isabel quisiera avanzar en su amistad con César Alierta, se enfrenta a una dura rival, una mujer aragonesa, como él, zaragozana para más señas, de aproximadamente 60 años, culta, inteligente y muy atractiva, con quien Alierta sí podría estar realmente ilusionado. Un importante directivo y empresario español al nivel de César Alierta ha declarado a este medio que "a este hombre se le ve muy feliz de un tiempo a esta parte" y ha manifestado lo que el propio César le contó: "Últimamente he bailado pegado a una mujer, espero que Ana Cristina me lo sabrá perdonar". ¿Fue Isabel Sartorius, con quien bailó? ¿O fue su otra amiga?

La afición por el baile era curiosamente una de las que compartía con su mujer, Ana Cristina Placer, fallecida en abril del 2015. Solo un mes antes de morir como consecuencia de un cáncer se la pudo ver bailando junto a su esposo en la recepción que el presidente de Colombia ofreció en el Palacio de El Pardo, y eso que se desplazaba ya a todas partes con una botella de oxígeno.

Isabel ha decidido no hacer ningún comentario a la información que ha publicado este sábado LOC. Así lo hace saber cuando este EL ESPAÑOL se pone en contacto con ella. Fuentes del entorno en el que ambos se mueven sostienen que es Isabel quien está más interesada en conocer a fondo al hombre que ha sido uno de los directivos más poderosos del país en los últimos años. De hecho, la información publicada por el citado medio sobre su amistad procede de su entorno. Los que conocen a Isabel afirman que "es una mujer que necesita sentirse protegida. Su vida no ha sido fácil en absoluto". Todo el mundo recuerda las fotos publicadas en todas las revistas, en las que se veía a Isabel sola con su hija Mencía en brazos a la salida de la clínica tras dar a luz. Javier Soto prefirió evitar el trámite de ir a buscarla e incorporarse al obligado photocall.

¿Hasta qué punto está preparado César Alierta para iniciar un romance con una mujer con todas las de la ley? "Ana Cristina ha sido la mujer más importante de su vida. Su muerte, hace dos años y medio, le destrozó. Fueron cincuenta años juntos, cinco décadas de unión absoluta. No es fácil que consiga rehacer su vida", cuenta uno de sus mejores amigos a EL ESPAÑOL. "Piensa en ella todos los días e incluso habla con ella y se plantea que haría ella en determinadas situaciones cuando tiene que adoptar una decisión", añade.

Isabel Sartorius posando.

Isabel Sartorius posando. Gtres

También habla mucho Alierta con Isabel Sartorius. Reúne méritos para agradar a una mujer: César es un hombre de trato amable, educado y generoso. No sería el primer hombre poderoso a quien esta mujer, tan apasionada como auténtica e impulsiva, ha vinculado su vida. Mantuvo un intenso pero breve romance con Fernando Ballvé, copropietario junto a su hermano de dos grandes emporios de la alimentación, Camprofrío y Telepizza, recién separado por aquel entonces de Sandra Macaya. Él también falleció de cáncer en el año 2009 tras avalar con 200.000 euros el negocio de bolsos que puso Isabel, una deuda a la que la exnovia del rey Felipe VI no pudo hacer frente. Los que aprecian a Alierta recelan de Isabel como un partido adecuado para este viudo de oro capaz de dar limosnas tremendas a los más necesitados.

Isabel no ha tenido suerte en los negocios, pero ha sido una mujer muy amada. Su historia con Felipe VI fue un cuento de hadas con un final ácido para la mayoría de los españoles, que simpatizaron con esta mujer de ojos tristes, tan bella como complicada. Se dijo que fue la reina Sofía quien influyó en el fin de la relación. Hija del marqués de Mariño e "hijastra" de Nora de Liechtenstein tras el segundo matrimonio de su padre, nunca fue vista sin embargo como una opción seria en Zarzuela. "Carecía del autocontrol de Letizia, de la capacidad para mantener el tipo. Isabel es explosiva, una mujer de carácter, tan auténtica como imprevisible", indican a este medio personas que la conocen perfectamente.

Tal vez, gracias a su preparación como coach, haya serenado ese espíritu rebelde y se haya ganado el afecto de un hombre de 72 años que se siente halagado al despertar interés en una mujer veinte años más joven que él. ¿Está preparada anímicamente Isabel para un nuevo desaire amoroso? ¿Se hará añicos de nuevo su corazón? Ella, por ahora, ni confirma ni desmiente…