María José Campanario se ha sincerado en su cabecera favorita.

María José Campanario se ha sincerado en su cabecera favorita. Gtres

Famosos RESPONDE A LAS ÚLTIMAS INFORMACIONES

La entrevista más cruda de María José Campanario: "Toqué fondo"

La mujer de Jesulín de Ubrique ha querido aclarar los detalles reales de su situación y dar respuesta a las informaciones que se han vertido sobre ella estos días. Son las declaraciones más duras que ha dejado hasta ahora.

Ane Olabarrieta

El peor verano de María José Campanario (38 años) está llegando a su fin y con la 'vuelta al cole' la mujer de Jesulín de Ubrique (43) avanza de forma evidente hacia la recuperación. Sin embargo, en sus pasos hacia adelante ha vuelto a encontrar obstáculos que no le facilitan el camino y le hacen regresar a esa tensión que tanto temen los médicos que vuelva y desestabilice de nuevo su estado. Las informaciones sobre su supuesta obsesión con Belén Esteban (43), los rumores de crisis matrimonial y su recientemente conocida llamada a la 'princesa del pueblo' la han puesto en el punto de mira. La odontóloga no ha dudado en responder a todos sus frentes abiertos.

Lo primero que ha hecho María José es reconocer su difícil situación en su entrevista en ¡HOLA!: "Toqué fondo, estaba asustada, superada, tenía miedo... necesitaba volver a ser yo". Durante el invierno pasado los dolores de su enfermedad se acentuaron y cayó en el refugio excesivo de la medicación para intentar poner solución, pero fue aún peor: "Es lo que pasa cuando no puedes controlar físicamente lo que te pasa y cuando llevas tanto tiempo sin poder descansar. La medicación ya no me hacía efecto y no podía dormir, y sin dormir pierdes la alegría, pierdes la fuerza, pierdes las ganas de comer... pierdes todo".

Imagen de María José este verano con su cambio de look.

Imagen de María José este verano con su cambio de look. Gtres

Al verse tan mal María José no dudó en el pedir auxilio a su entorno e ingresar en la clínica psiquiátrica El Seranil. "Por favor, no me hagáis pasar por situaciones estresantes porque mirad cómo estoy y no me beneficia en nada", eran las palabras que repetía la dentista a sus allegados y era lo que hubiera deseado expresar públicamente para poner fin a las continuas especulaciones. 

"Conmigo se han sobrepasado todos los límites y creo que no lo merezco. No sé qué he hecho para merecer el trato que se me da, creo que no he sido tan mala como para tener todo esto", expresaba en las líneas de la revista sobre lo que se ha dicho de ella últimamente. Y es que, lejos de la tranquilidad que necesita para recuperarse, se ha convertido en la protagonista indiscutible de las tertulias del corazón y la primera presa de los paparazzi en estos meses.

[Más información: María José Campanario responde a Belén Esteban]

Tanto es así que el 'Belenazo' que se produce cada primer fin de semana de septiembre tras la vuelta de las vacaciones de Belén Esteban este año ha sido dedicado en exclusiva a la figura de la mujer de Jesulín. La polémica llamada que realizó la odontóloga a la colaboradora de Sálvame está en boca de todos y también en la de María José: "Yo recuerdo absolutamente todo". Eso es lo que ha respondido a quienes afirman que el estado medicado de la esposa del diestro le ha producido una especie de 'lagunas' entre las que se encuentra su conversación con la de Paracuellos. "De hecho, en todo momento he tenido el teléfono de manera supervisada, como el resto de pacientes", ha querido aclarar. Y en cuanto a la divulgación del contenido de la llamada, María José asegura que: "Prefiero que actúe mi abogado, se demandará todo lo que sea demandable".

María José Campanario se refugió en su marido durante sus peores momentos.

María José Campanario se refugió en su marido durante sus peores momentos. Gtres

El nombre de la madre de Andreíta no ha parado de vincularse este verano a la situación de Campanario e incluso se ha hablado de obsesión: "¿Obsesionada con Belén? Tengo la suerte de poder decir que nunca he estado obsesionada con nadie". El asunto de las supuestas cajas de zapatos repletas de recortes de revistas en las que aparece la ex de Jesulín y el tema de su sorprendente cambio de tono de pelo fueron muy comentados: "Soy una persona que me gusta mucho cambiar. Lo que pasa es que mi peluquera no podía venir a la clínica y fue otra la que cambió el pelo y me puso más rubio. No entiendo que de un cambio de color de pelo se puedan sacar semejantes barbaridades. Son ganas de hacer daño y de ensuciar".

Con la vista puesta ya en el futuro y en la vuelta a la rutina, María José ha tomado una clara decisión respecto a su nuevo estilo de vida: "Me tengo que tomar la vida de otra manera, me exigía demasiado. Tengo que calmarme y disfrutar mucho más de las cosas sencillas que me da la vida".

[Más información: Ana Rosa Quintana, contra Belén Esteban: "Se ha equivocado"]