María José Campanario, hace unos días en las playas de Málaga.

María José Campanario, hace unos días en las playas de Málaga. Gtres

Famosos ¿OBSESIÓN O PARANOIA?

Esto es lo que le pasa realmente a María José Campanario

Tras las informaciones que apuntan a que podría estar obsesionada con Belén Esteban, EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con varios psiquiatras para aclarar qué es lo que le sucede a la mujer de Jesulín. 

Lara Fernández

"Lo ha recortado absolutamente todo: portadas, artículos, entrevistas, fotografías". Kiko Hernández (40 años) hacía saltar, hace sólo unos días, todas las alarmas con su revelación sobre una posible obsesión de María José Campanario (38) con Belén Esteban (43). "Abría las cajas de los zapatos y ponía todos los recortes encima de la cama", proseguía Hernández durante una de sus noticias bomba en Sálvame

[Más información: El secreto mejor guardado (y ahora desvelado) de María José Campanario]

La atribución de trastornos obsesivos a la mujer de Jesulín de Ubrique (43) indignaba al psiquiatra forense José Carlos Fuertes quien, desde su despacho, contemplaba la escena con incredulidad. "Fue una barbaridad que dijeran eso y más sin tener datos sobre su enfermedad", explica en conversación con EL ESPAÑOL.

María José Campanario pidió una tregua a la prensa que la perseguía durante su ingreso

María José Campanario pidió una tregua a la prensa que la perseguía durante su ingreso Gtres

Para este médico, lo que realmente le sucede a Campanario es producto de la mezcla de medicamentos, molestias físicas, trastornos del sueño y depresión. "Tiene capacidad de autocontrol y de concentración y, que sepamos, no hace gala de actos absurdos y compulsivos propios de una obsesión permanente que le condicione su vida, como lavarse las manos muchas veces o contar las baldosas sin parar", asegura.

[Más información: Belén Esteban sobre una posible obsesión de María José Campanario: "Da miedo"]

Síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

En este sentido, el psiquiatra Enrique Guerra deja claro que habría que disponer de más datos para conocer, precisamente, si el comportamiento de Campanario responde a una "conducta obsesiva puntual derivada de un cuadro de depresión, ansiedad o situación emocional determinada" -algo que en ocasiones normales no requeriría de ningún ingreso hospitalario- o bien se trata de un trastorno que arrastra desde hace años y que se relaciona con "conductas ilógicas o exageradas derivadas de una ideación obsesiva", más propia del trastorno obsesivo compulsivo.

"La clave aquí, y es la que sus médicos habrán tratado de averiguar, es saber si ella considera normal o exagerada su actitud, aunque los dos casos se pueden tratar", añade el doctor.

¿Síndrome de acumulación o paranoia?

En este punto discrepa el doctor Fuertes, que se aventura a señalar, como una de las posibles causas, el llamado síndrome de acumulación, que le llevaría a coleccionar cosas de forma compulsiva. Tampoco descarta el doctor un interés anómalo o patológico por la expareja de su marido, por el que sigue sus pasos con atención desde hace años. "Pero no podemos hablar de un trastorno obsesivo compulsivo como tal, como el que aparece en las películas. Eso ya sería gravísimo porque entraríamos en el terreno de la paranoia, la locura y las ideas delirantes que conllevan la intención de hacer daño o amenazar", se aventura a señalar.

Lo que está claro, al menos para Enrique Guerra, es que la patología que ha causado el ingreso de Campanario en la clínica de salud mental El Seranil está lejos de ser una simple fibromialgia. "Es una enfermedad que, por sí sola, no implica ingreso. Las complicaciones y depresiones posteriores derivadas del mismo son las que pueden haber hecho que necesito psicoterapia, pero falta indagar en las conductas de la paciente para saber si se trata de una conducta anómala puntual o hay algo más", concluye el médico.

[Más información: María José Campanario, ingresada en un psiquiátrico de Málaga]