Jaime Peñafiel junto a la portada de su nuevo libro en un montaje de Jaleos.

Jaime Peñafiel junto a la portada de su nuevo libro en un montaje de Jaleos. EL ESPAÑOL Silvia P. Cabeza

Casas Reales ENTREVISTA

Jaime Peñafiel: "Letizia supo poner a las infantas Elena y Cristina en su sitio"

Tras la publicación de su último libro, 'Anécdotas de oro', JALEOS ha conversado con el veterano periodista, escritor y analista de la institución monárquica y la Familia Real.

Noticias relacionadas

"Valgo más por lo que callo que por lo que hablo". Esta máxima, que ha sido la histórica carta de presentación de Jaime Peñafiel (87 años) a lo largo de su extensa y reconocida trayectoria profesional, ha servido de perfecta percha para desvelar en su nuevo libro las anécdotas que el escritor ha vivido junto a célebres personalidades de la aristocracia y la realeza.

Desde el rey Juan Carlos (80) hasta la reina Sofía (81), pasando, cómo no, por el rey Felipe VI (51) y su siempre cuestionada Letizia (47). Tras la publicación de su último libro, Anécdotas de oro (Esfera de los Libros), JALEOS ha conversado con el veterano periodista, escritor y analista de la institución monárquica y la Familia Real.

Después de más de 60 años en la profesión, ¿hay algo que usted haya callado?

Como todos. En ese aspecto tengo mucho sentido de la discreción. Cuando prometo algo, lo cumplo. Y como todos los periodistas, siempre valemos más por lo que callamos. Siempre tenemos algo que callar. Todavía no he dicho jamás quién vendió las fotos del final de Franco y no lo sabe ni siquiera mi mujer. Y después, sobre todo, hay temas de las vidas de las personas a las que yo he conocido y que me han permitido entrar en su privacidad, que aún sin pedirme que no lo cuente, yo he sabido que no se debe contar. Lo sigo mantenimiento: es mi norma. 

¿Alguna 'anécdota de oro' en la que haya caído después de que se imprimiese este libro y haya quedado fuera? Cuéntela.

No, porque aunque parece que cuento algunas que son muy atrevidas, te digo que solo me he quedado a las puertas de lo que son las historias enteras. Historias que no se deben contar. La gente se puede sorprender pero yo, aunque soy muy espontáneo escribiendo, sabía perfectamente lo que tenía que contar y lo que tenía que callar. Y lo que tenía que callar, lo callaré siempre. 

Portada de 'Anécdotas de oro' de Jaime Peñafiel (Esfera de los Libros).

Portada de 'Anécdotas de oro' de Jaime Peñafiel (Esfera de los Libros).

Dedica usted un gran apartado al rey Juan Carlos cuya relación, por lo que cuenta en su libro, ha pasado por muchos vaivenes, incluso el monarca le llegó a preguntar: "Jaime, ¿ya no me quieres?". ¿Cómo es su relación actual con él?

Mi vida ha sido paralela a la del rey Juan Carlos. Yo le sigo teniendo un enorme cariño... Cuando yo escribo es porque son cosas que yo tengo que contar. Esto que tú me has preguntado, pues te lo cuento. Escribí una triología llamada ¡Dios salve a la Reina!, Dios salve... También al Rey y ¿Y quién salva al Príncipe?. En el del Rey conté todo lo que tenía que contar, pero él llegó a decirme: "Para hablar bien de una persona, no tienes que ponerme mal a mí". Se refería a la reina Sofía. Yo siempre he tenido mucho afecto por la reina Sofía, pero él pensó que yo lo estaba atacando. La vida de don Juan Carlos -como la de todos- tiene luces y sombras. Yo he intentado iluminar sus sombras. Yo soy independiente, no me debo a nadie, solo a la verdad. Yo, por don Juan Carlos, sigo teniendo un enorme respeto, hasta el extremo que, para mí, el último rey de España ha sido don Juan Carlos. Felipe es el jefe del Estado. 

Hay otro gran apartado dedicado a la reina Sofía donde vuelve a subrayar sus errores como esposa, como madre, como suegra... ¿Cree que al cumplir los 80 años ha llegado a olvidar todo lo malo que vivió junto a su marido?

Te diré una cosa aunque suene surrealista. El incidente de la Catedral de Palma donde Letizia, unió a don Juan Carlos y doña Sofía. Recuerda aquel momento: Letizia enloqueció y agredió verbalmente a Sofía en presencia de don Juan Carlos. Felipe no supo reaccionar hasta el extremo de que cuando Juan Carlos dijo "esto no se puede tolerar", lo único que dijo Felipe dijo fue "no es el momento". Bueno, pues don Juan Carlos ese día se dio cuenta de lo sola que estaba Sofía. La nuera -se demostró- no la quería, su hijo no la defendió y su nieta no pareció tampoco quererla al apartar aquella mano de su hombro. Parece raro pero aquello acercó a la pareja. Poco después, se les vio juntos en un partido de tenis. La expresión, la mirada, la sonrisa entre los dos... Aquello que puede parecer raro, fue milagroso. Doña Sofía siempre ha estado enamorada de don Juan Carlos. Don Juan Carlos, nunca

Las infantas Elena y Cristina mirando fijamente a la reina Letizia en el funeral de Alicia de Borbón y Parma.

Las infantas Elena y Cristina mirando fijamente a la reina Letizia en el funeral de Alicia de Borbón y Parma. Gtres

No hay un apartado sobre las infantas Elena y Cristina, ¿se lo está guardando para un nuevo libro?

Mira, entrar en una Familia Real es muy duro. La única forma de sobrevivir es entrar como lo hizo Letizia. Si Letizia no entra ahí como un caballo en una cacharrería, se la comen, porque Elena y Cristina tienen un carácter "de padre y señor mío". Letizia supo poner a las infantas en su sitio. Ya sabes que 'cuñada' vienen de 'cuña'. Pero Elena y Cristina son muy complicadas. La infanta Elena es muy faltona y la infanta Cristina tiene mucho carácter. Letizia ha sobrevivido a las cuñadas, la podían haber devorado y no lo ha hecho. En eso, châpeau por Letizia. 

Hablando de Letizia, dice usted que "Letizia no ha engañado a nadie". ¿A qué se refiere?

El día de la presentación de Letizia en el palacio de El Pardo dijo aquello que a todo el mundo le sorprendió: "¡Déjame terminar!". La gente y la prensa, que es muy cortesana, se preguntaron: "¿Pero cómo puede Letizia pararle los pies a Felipe?". Y desde entonces, desde aquel momento, Letizia se ha comportado exactamente igual. Han pasado 16 años y ella sigue siendo igual. Ella se equivoca, es la consorte, no es la titular. Tiene un carácter, a veces, violento. Eso debería controlarlo. Pero bueno, Letizia tiene una empatía con la gente que no tiene Felipe. Lo vimos en este último desfile de las Fuerzas Armadas cuando el paracaidista cayó contra una farola y después del desfile Letizia se acercó, le habló, se preocupó... Felipe pasó de largo. Cuando se dio cuenta, ya volvió y entonces lo saludó. Letizia tiene empatía pero tiene un carácter endiablado.

¿Hizo aquello por imagen o es que Letizia es así?

Letizia es así, es espontánea totalmente. Debe controlarse. De hecho, ha habido muchas situaciones en las que Felipe le ha llamado la atención. Eso daña la imagen de la monarquía. Hay algo que yo me pregunto siempre: "¿Por qué los españoles no la quieren?". La gente dice "porque me cae mal". Eso no es un argumento. Yo soy crítico porque sé mucho y me callo mucho más pero la gente que no sabe nada no puede despreciarla "porque me cae mal". A mí me gustaría que la gente fuera más generosa con Letizia. 

La princesa Leonor pronunciando su primer discurso en los premios Princesa de Asturias.

La princesa Leonor pronunciando su primer discurso en los premios Princesa de Asturias. Gtres

A pesar de la exposición mediática de los últimos tiempos de las infantas Leonor y Sofía, en su libro no se las nombra. ¿Cómo vio los tres primeros discurso de la princesa de Asturias hablando hasta cuatro idiomas?

Leonor es una niña. Simplemente una niña. Cuando a don Juan Carlos le preguntaron por su nieta, él lo dijo: "Para mí es simplemente una niña". Leonor nunca será reina. Jamás lo será. No sé cuánto tiempo será rey Felipe VI pero tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias están dispuestos a cargarse la monarquía. Hablar de Leonor como la futura reina... Dejemos que sea lo que es: una niña. 

Ya ha ejercido de princesa de Asturias en Oviedo y Barcelona

A mí me pareció mal y lo critiqué. Me pareció mal que sus padres la llevaran a Barcelona en pleno conflicto político. Para una niña de 14 años eso es muy difícil de digerir. Se preguntaría, "¿qué está pasando? ¿por qué nos pitan? ¿por qué nos silban? ¿por qué la Policía tiene que protegernos?" Eso fue un error, un tremendo error. 

Urdangarin ya ha pedido su primer permiso de siete días tras cumplir un cuarto de la pena en prisión, ¿volverá rehabilitado a la Familia Real?

Él cometió lo que cometió y lo está pagando. Y no fue una pena, fue una doble pena: la que le impusieron y la que se impuso él, la de la soledad en la cárcel. Eso es un doble castigo. Pero bueno, él no abusa de nada, simplemente ahora se acoge a un derecho que tiene, que es el de pedir permiso por haber cumplido esa parte de la condena. Familia Real nunca será. Felipe se anticipó a lo que va a hacer el príncipe Carlos. Felipe apartó de la Familia Real a su hermana, entonces Iñaki y Cristina nunca serán de la Familia Real

[Más información: El día que un escolta de Juan Carlos arrojó al mar a una modelo para que no la descubriera Sofía]