Melendi: “Las drogas no inspiran música; dejé la marihuana y el hachís porque me sentaban mal”

Melendi: “Las drogas no inspiran música; dejé la marihuana y el hachís porque me sentaban mal”

Televisión EN 'EL HORMIGUERO'

Melendi: “Las drogas no inspiran música; dejé la marihuana y el hachís porque me sentaban mal”

El cantante presentó en El Hormiguero su último trabajo discográfico en un programa donde Cristina Pedroche volvió a recoger críticas.

Noticias relacionadas

Sus visitas a El Hormiguero nunca pasan desapercibidas. Melendi (40 años) es un artista sin pelos en la lengua, que no rehuye preguntas y eso siempre da mucho juego cuando se sienta al lado de Pablo Motos (54).

La visita de este lunes no fue diferente. El asturiano presentaba nuevo disco 10.20, 40, un título que tiene una explicación clara: "Décimo disco, veinte años desde que llegué a Madrid y 40 que he cumplido", precisó justo después de hacer gala de su condición de visitante platino, con una silla especial para la ocasión.

Tras la introducción, y sin apenas rodeos, Motos fue muy directo: "¿Al Melendi actual le gustaría el Melendi de hace veinte años?". El cantante iba a dejar el primer titular de la velada: "El Melendi de hace 20 años no me caería bien. Tiene cosas que me harían muchas gracias, pero otras no. Eso sí, no cambiaría nada de lo que he vivido hasta ahora, que ha sido maravilloso". 

Melendi visitó 'El Hormiguero' para presentar su nuevo disco.

Melendi visitó 'El Hormiguero' para presentar su nuevo disco. Atresmedia

Pablo Motos quiso explicar que su programa había sido testigo de esa evolución y, en base a esa experiencia, le preguntó si había pasado algo, ya que de repente comenzó a ser "muy distinto". "No, dejé de fumar", dijo entre risas. Ya hablando en serio se sinceró diciendo que "pasa la vida. Te vas dando cuenta de las cosas, lo que me pasó a mí, le pasa a todo el mundo".

El presentador de El Hormiguero parecía decidido a sacar más información de esta pequeña metamorfosis. "Pero en tu caso no es fácil, vives en el mundo de la música, donde las cosas son como son. ¿Qué excusa das para este cambio?". Melendi se abrió para reconocer que "hay una creencia que tuve que vencer: al final nos creemos que si dejamos de hacer ciertas cosas vamos a perder la creatividad. Tengo un horario de oficina, soy un trabajador de la música".

Cuando parecía que había solventado la trampa, Melendi tuvo que aclarar un poco más el asunto. "Vas venciendo cierto tipo de creencias, como que las drogas inspiran la música. Con el hachís y la marihuana decidí dejarlo porque me sentaban mal, paranoias y cosas así".

Momento vital

Melendi repasó sus veinte años de carrera junto a Pablo Motos.

Melendi repasó sus veinte años de carrera junto a Pablo Motos. Atresmedia

Siguiendo con el plano personal, pero ya un poco más relajado, el asturiano comentó que "los 40 me están sentando bien. Para mí está siendo la mejor época de mi vida: tienes la cabeza bien, sabes cosas de la vida y el cuerpo acompaña, no como con 20, pero sí". Esa experiencia vital le ha llevado a componer el primer single, Casi. "Habla de que en la vida hay que atreverse a hacer las cosas. Si no lo haces, te quedas en una zona de confort, de crítica, y hay que atreverse. En este sentido, siempre he sido muy valiente o inconsciente, he hecho las cosas, aunque me haya llevado una leche".

Ese proceso de cambios también se ha llevado por delante otro aspecto curioso. "Ya no tengo supersticiones. Estoy nuevo. En cuanto tenías una y te la quitas y ves que el cielo no se cae, te las quitas todas de golpe. Me he quitado la de no poner el volumen de la televisión más alto de la edad que tuviera o sumar la matrícula del coche que tuviera delante". 

Justo después de la entrevista y de la prueba de Trancas y Petancas, llegó uno de los momentos álgidos del programa con la actuación en directo de Melendi:

Pero más allá de la entrevista a Melendi lo que volvió a generar críticas fue la sección de Cristina Pedroche (31). La madrileña ya tuvo un protagonismo exagerado en la coreografía inicial del programa y, para rematar, su reentrada en el plató fue un verdadero despropósito para hablar de aquellos inventos que nunca llegaron a triunfar. Ajena a las críticas en redes sociales, Pedroche tuvo tiempo para adelantar que pasará frío en las campanadas de Nochevieja, una primicia que no alimentó la piedad de los haters en Twitter:

[Más información: Ainhoa Arteta: "Me he casado cuatro veces y tengo apalabrado hasta el sexto matrimonio"]