Ideas fáciles y creativas para hacer maceteros

Ideas fáciles y creativas para hacer maceteros

¿Cómo hacer... ?

Cómo hacer maceteros caseros y originales

¿Quieres descubrir cómo hacer maceteros decorativos? Damos soluciones económicas y curiosas para hacer maceteros de madera, piedra y cemento.

A muchos nos gusta tener plantas en casa, ya que no sólo dan un aire personal y alegre al hogar, sino que resultan una maravillosa manera natural de refrescar el ambiente y de mejorar el aspecto de nuestras estancias más aburridas, además de ser un arte. Pero, además, permiten darle una imagen completamente renovado a los espacios si, además de elegir bien las plantas para que sean decorativas, elegimos bien las macetas que las contienen, y una manera fantástica de que éstas sean baratas, bonitas y originales es crearlas nosotros mismos.

Hay muchas maneras de crear maceteros caseros, y a continuación os vamos a presentar unas cuantas. 

Maceteros caseros con objetos reciclados

Lo primero que hay que tener claro es que cualquier objeto es susceptible de convertirse en un macetero de lo más original si plantamos algo en su interior.

Unos zapatos tipo "crocs" colgados en una pared o un colador con un plato debajo para recoger el sobrante de agua y tierra pueden ser una maceta perfecta y aireada, y existen miles de objetos que pueden modificarse para adaptarlos a su uso como macetas. 

Cómo hacer maceteros de madera

En nuestro artículo sobre cómo tallar madera, ya os dimos un adelanto sobre cómo hacer artesanía con estilo propio efectuando manualidades, que nos ayuden con la decoración de nuestro hogar. La madera es un material muy bonito cuando se trabaja adecuadamente, y da mucha calidez al hogar. Pero, además, si se trata para exteriores y para que sea resistente al agua, puede ser un material perfecto para crear maceteros.  Una versión básica y sencilla de macetero creada en madera es el que se hace con palés reciclados y que es especialmente adecuada para jardines verticales

Es tan sencilla de hacer como colocar un palé de pie, dejando las tres patas que lo atraviesan en posición horizontal, y tapiar la parte baja del hueco que éstas forman con una madera previamente agujereada para que el agua se filtre, tras lo cuál ya podéis plantar en él. Si colgais el palé en la pared y plantáis especies colgantes y/o trepadoras os puede quedar un jardín colgante precioso. Sólo tenéis que aseguraros de que los listones que clavéis en el palé estén tratados para exterior, si no lo están se pudrirán. 

Cómo hacer maceteros de piedra

La piedra es un material perfecto para exteriores, especialmente en zonas de humedad elevada donde los materiales orgánicos como la madera pueden degradarse. Pero también se trata de un material no especialmente fácil de trabajar. Por eso lo mejor es optar por no trabajar la piedra, aprovechando piedras grandes con huecos para crear minijardines de estética silvestre (basta con agujerear la base de las piedras con un taladro adecuado y una broca fina para que el agua no se estanque y no ahogue las plantas), o usar piedras pequeñas que podemos unir con pegamento para piedra o con cemento. 

Materiales

  • Piedras de río, pulidas, de unos 3-5cm de diámetro
  • Pegamento para piedras, si puede ser de secado rápido mejor. Debe ser resistente al agua. La silicona es una opción.

Pasos a seguir

  • Crear con las piedras una silueta en el suelo, que será la del fondo de la maceta. Aquí es recomendable usar las piedras más grandes, ya que dejarán más huecos entre ellas.
  • Unir esas piedras las unas a las otras con el pegamento
  • Cuando el fondo esté seco, colocar las piedras de los laterales, en capas longitudinales, y pegar bien cada piedra con las que tiene debajo y a los lados, como si pusierais ladrillos. 
  • Dejar secar bien antes de utilizar.
  • En caso de que los laterales tengan agujeros grandes, rellenar con piedras pequeñas o con algún material estanco, como la silicona que se usa para las juntas en los baños.

El aspecto de la maceta variará según los colores de la piedra utilizada. Tomaos un tiempo para elegir bien las piedras. Una vez terminada la maceta, si queréis, podéis decorarla con pintura

Cómo hacer macetas de cemento

Una opción de efecto similar a la piedra, aunque más sencilla en cuanto a la creación es el cemento. Las macetas de cemento se pueden crear de cualquier tamaño, se pueden pintar, son muy resistentes y, como son pesadas, se pueden poner en zonas de viento sin miedo a que una ráfaga los vuelque. 

Los maceteros de cemento se pueden fabricar usando moldes de plástico, pero hoy vamos a explicaros una manera aún más simple y que, además, da resultados más originales. 

Materiales

  • Toallas viejas
  • Arena de construcción
  • Agua
  • Unos guantes de plástico
  • Aceite antiadherente
  • Recipientes de plástico o metal del ancho que tenga que tener la maceta.

Pasos a seguir

  • Ponerse los guantes.
  • Preparar la mezcla de cemento y agua. Removerla constantemente para que no cuaje.
  • Cortar un trozo de tela de toalla.
  • Aceitar el recipiente que se va a usar de molde.
  • Sumergir la toalla en el cemento de manera que quede completamente cubierta. 
  • Sacar la toalla cubierta de cemento y extenderla sobre el recipiente que dará la medida. Del fondo, de manera que la parte central repose sobre el culo del recipiente y el resto caiga a peso por los lados. 
  • Dejar que el cemento se seque por completo antes de usar. 
  • Antes de plantar en la maceta, practicarle un agujero en la base para evacuar el agua.