España cuenta con 96 Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) del vino, repartidas entre las V.P. (19 Vinos de Pago), D.O. (67 Denominaciones de Origen), D.O.Ca. (2 Denominaciones de Origen Calificadas) y V.C. (Vinos de Calidad con Indicación Geofráfica). Con estos datos, limitar nuestra elección a las consabidas 'erres' de Rioja, Ribera del Duero, Rueda o Rías Baixas es cerrar el paladar ante una variedad increíble de estilos de vino que hablan de la riqueza de un país, el nuestro, en materia de terruños, climas y varietales tan distintas como las gentes que las cultivan.

Hay tantos vinos como manos que lo elaboran.

Noticias relacionadas

El verano es el mejor momento para salirse de la norma, alejarse de las modas y probar nuevas o desconocidas zonas vinícolas nacionales como las que te proponemos a continuación. Recuerda que la única forma de saber de vinos es probar todo tipo de vinos.

Fermança (D.O. Pla i Llevant Mallorca)

Fermança, una joya mallorquina.

Mallorca cuenta con cerca de 70 bodegas dentro de dos Denominaciones de Origen, Binissalem y Pla i Llevant, y una Indicación Geográficas Protegidas (I.G.Ps), que es Vinos de la Tierra (V.T.). Recorrerlas es otra manera de conocer las tradiciones mallorquinas y descubrir los bellos pueblos ocultos del interior.

Bodegas Bordoy, en el interior de Mallorca.

Para ir con los deberes hechos, nuestra recomendación para este verano es Fermança, de Bodegas Bordoy. Un vino blanco elaborado con uvas de la zona, giró ros (80%) y prensal blanc (20%), fresco, ligero y aromático, que toma su nombre de la joya u objeto que los enamorados de Llucmajor (donde está ubicada esta bonita bodega) compraban para obsequiar a sus amadas durante las fiestas mayores.

Cátulo Rosado (D.O. Navarra)

Navarro, rosa y orgánico.

La silueta rocosa de las Bardenas Reales, con su semblante desértico, parece un escenario de un Western. Un poco más allá, el paisaje se rompe con la explosión de colores de la sierra de Urbasa y la Selva de Irati, un entorno natural sobrecogedor que también ha sido protagonista en más de una película. Por no hablar del conjunto monumental del pueblo medieval de Olite, cuyo castillo bien podría haber elegido el mismísimo Walt Disney para cualquiera de sus princesas.

Desierto de las Bardenas, en Navarra.

Tierra de garnachas, la D.O. Navarra es también cuna de algunos de nuestros mejores rosados, elaborados a partir de esta extraordinaria variedad. Cátulo Rosado, de Bodegas La Casa de Lúculo, es uno de ellos. Un vino aromático y con un punto dulce en boca, que tiene la característica de ser 100% ecológico y que resulta perfecto para acompañar parrilladas de verduras, arroces o tablas de quesos, sobre todo los azules.

Lustau En Rama (D.O. Jerez-Xérèz-Sherry)

Lustau en estado puro.

Hablar de Jerez es hablar de uno de los vinos más singulares de nuestra geografía y de una de las denominaciones más antiguas de España. El Marco de Jerez abarca las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, y es uno de esos lugares mágicos del vino que hay que visitar para descubrir, y comprender, en toda su esencia.

Las entrañas de Jerez. Bodegas Lustau

Mientras, este verano una de sus grandes bodegas lanza una nueva gama de vinos En Rama, es decir, recién sacados de la bota y sin filtrar, compuesta por un Fino de Jerez, una Manzanilla de Sanlúcar y un Fino de El Puerto de Santa María. Tres joyas seleccionadas cuidadosamente por Sergio Martínez, enólogo de Lustau, de entre las soleras más excepcionales de la histórica bodega jerezana. Jerez en estado puro.

Somiadors (D.O. Empordá)

Un vino para soñadores.

No es posible comprender la esencia de la D.O. Empordá sin recurrir a la herencia de Dalí. Estamos en la Costa Brava, entre Cadaqués y las Islas Medes, en la provincia de Gerona, una zona privilegiada para la vid en la que se respira grandeza y creatividad. Somiadors recoge el testigo de la extraordinaria personalidad del artista, impregnada de la fuerza de la tramontana y del entorno incomparable que delimitan los Pirineos y el Mediterráneo.

L'Empordà, enclave histórico y también natural.

El resultado es un coupage de las dos variedades tintas predominantes en la región, cariñena y garnacha, que lleva la firma de 7 Magnifics, un proyecto de Bodegas Torres, de gestión independiente, que rastrea los terruños catalanes más singulares para elaborar vinos únicos y originales como este.

Enate Rerserva Privada (D.O. Somontano)

Vinos con mucho arte.

El parque natural de la Sierra de Guara, en el prepirineo oscense, es uno de los lugares más visitados por los amantes de los cañones y los barrancos. En este marco natural espectacular se sitúa la D.O. Somontano, en un tramo de la hoz del río Vero en el que se puede realizar 'senderismo acuático', o lo que es lo mismo, caminar por la corriente de agua, tranquila y poco profunda, admirando los viñedos.

Bodega Enate, diseñada por el arquitecto madrileño Jesús Manzanares.

Fundada en 1991 en el municipio de Salas Bajas (Huesca), se erige una de las bodegas más bonitas de la zona. Enate fue una de las primeras bodegas españolas en apostar por la arquitectura de diseño, y hoy es una de las visitas obligadas en el entorno de Somontano, junto a la sierra y los cañones de Guara.

Para evocar este privilegiado emplazamiento, optamos por Enate Reserva Privada, un tinto elegante y con cuerpo, elaborado en exclusiva para Vinoselección a partir de la cabernet sauvignon que la bodega cultiva en el pequeño pueblo de Cregenzán, y del tempranillo que crece en Salas Bajas.