Noticias relacionadas

Si estás buscando qué es lo que hay que comer para ponerse en forma, no te obsesiones. Seguro que muchas cosas ya las comes, aunque quizá no de la forma adecuada.

Y es que para ponerte en forma no hace falta ni que te atiborres a barritas de proteínas ni a batidos que saben a rayos, es más, hay muchos productos de ese tipo con más azúcares de los que deberían y tampoco son la mejor opción. Es más, seguramente lo que ya tienes en la nevera, pueda ser una mejor elección si has decidido empezar a hacer un poco de deporte para recuperar la forma física.

Qué comer para ponerse en forma sin dietas raras

Como os adelantaba, es muy posible que lo que ya comes sea lo adecuado, solo que puede que tengas que modificar un poco tus hábitos.

1: Hojas verdes

kale

Esto ya te lo imaginabas, las verduras de hojas verdes como la berza -kale-, las espinacas, las acelgas o el pack choi, no solo son buenas para tu salud, sino que mejoran las fibras musculares y ayudan al mejor funcionamiento de la musculatura, por lo que te permitirán entrenar con más intensidad. Su consumo mejorará el rendimiento deportivo, especialmente en los momentos de mayor esfuerzo, como en sprints o en entrenamientos de altura. Así lo recoge un estudio realizado por el grupo de investigación en Fisiología del Ejercicio de la Universidad de Leuven en Bélgica.

2: Zumo de sandía

sopa-batido-sandia-06

Tampoco hace falta que te dejes el sueldo en Gatorades u otras bebidas isotónicas del estilo. Un buen vaso de zumo de sandía una hora antes de empezar el entrenamiento será perfecto para prevenir las temidas agujetas, pues según un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, esta fruta contiene antioxidantes que ayudan a incrementar la proteína muscular.

3: Comida rápida

hamburguesa

Esto seguro que no te lo esperabas, ¿verdad? Por supuesto que no se trata de tomar este tipo de comidas todos los días o a todas horas, pero comerse una buena hamburguesa después de una dura sesión de ejercicio es una buena manera de reponer las reservas de glucógeno que se han perdido durante la práctica deportiva. Tan efectivo como comerse unas barritas de proteínas. Esa es la conclusión a la que llegan en un estudio publicado en el International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism.

Eso sí, tampoco hay que pasarse con la cantidad, una buena hamburguesa, sí, la hamburguesa tamaño XXXL con ración gigante de patatas, pues como que no.

4: Chocolate

09-chocolates--delicious-dia

Pues sí, puedes comer chocolate y a diario, eso sí, chocolate negro y solo un par de onzas. No solo disfrutarás de la golosina, sino que aumentará tu resistencia física. Según un estudio realizado el año pasado por investigadores de la Kingston University de Londres, el chocolate negro funciona como vasodilatador haciendo que el oxígeno llegue mejor a los músculos.

5: Cereales

foto-mitad-cereales

Si lo de comerte una hamburguesa después de hacer ejercicio te parece excesivo, no quieres gastarte dinero extra en barritas energéticas y quieres algo rápido, un bol de cereales con leche baja en grasa, resultará perfecto. Por supuesto, será mucho mejor si son cereales integrales sin azúcares añadidos. Lo que dicen estos investigadores de la Universidad de Texas en Austin es que ayudan a la recuperación tras una larga sesión de entrenamiento y a reponer las reservas de glucógeno.

6: Café

cafe-cubano-00

Y sí, también el café podemos considerarlo un suplemento deportivo, pues la ingesta de cafeína antes de realizar ejercicio aumenta la resistencia. Investigadores de la Universidad de Georgia han publicado recientemente un estudio en la revista International Journal of Sport Nutrition and Exercise Metabolism en el que se indica que, consumir entre 3 y 7 mg de cafeína por kilo de peso corporal, hace que la resistencia aumente hasta un 24%. Teniendo en cuenta que una taza de café contiene entre 75 y 150 mg de cafeína no es difícil hacer las cuentas.

Como ves, lo que tienes que comer para ponerte en forma, lo tienes muy cerca.

Fuente | mental_floss