Preparación: < 20 min  Dificultad: muy fácil  Raciones: 2 -3  Coste: barato

Ingredientes para hacer Espaguetis marineros sin gluten

  • Espaguetis Carrefour No Gluten, 200-250 g
  • Aceite de oliva virgen extra Carrefour Bio, 2 cucharadas
  • Cebolla, 1
  • Tomate frito Carrefour Bio, 150 g
  • Zamburiñas en salsa de vieira De Nuestra Tierra, 1 lata
  • Mejillones en salsa marinera Carrefour, 1 lata
  • Agua
  • Sal

Noticias relacionadas

Cuanto toca preparar una comida o cena improvisada en esos días en los que no hemos podido hacer compra y al abrir la nevera lo que esta nos ofrece es el eco de nuestro lamento, no hay que desesperar.

Corre a la alacena, si eres medianamente previsor y tienes un buen fondo de despensa con algún paquete de pasta y unas latas de conservas, estás salvado. Simplemente con eso no te costará ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo preparar un plato como estos espaguetis marineros. Lo más complicado que hay que hacer es pelar y picar una cebolla.

espaguetis-marineros-sin-gluten-02

Preparación de los Espaguetis marineros sin gluten

1: Sofreír la cebolla

Empezamos poniendo a calentar el aceite de oliva virgen extra en una sartén a fuego medio. Cuando tome temperatura añadimos la cebolla picada fina y una pizca de sal. Sofreímos durante unos minutos hasta que esté tierna.

2: Cocer la pasta

Mientras se sofríe la cebolla, aprovechamos para poner a hervir agua en cantidad abundante -entre 2 y 3 litros-. Cuando rompa a hervir, añadimos sal -aproximadamente 1 cucharadita por litro de agua- y los espaguetis sin gluten. Tenemos que dejarlos hervir durante 9 minutos si queremos una textura al dente.

3: Terminar la salsa

Cuando la cebolla esté tierna, añadimos el tomate frito y el contenido de las latas de zamburiñas en salsa de vieira y de mejillones en salsa marinera, mezclamos bien y dejamos cocinar 2 o 3 minutos a fuego lento, lo justo para que se caliente todo.

4: Acabamos de preparar nuestros espaguetis marineros sin gluten

Finalmente, cuando la pasta esté lista, la incorporamos a la salsa y mezclamos bien. Servimos inmediatamente.

Resultado

Si habéis visto el vídeo o habéis leído la receta -yo espero que hayáis hecho ambas cosas- habréis comprobado que estos espaguetis marineros no pueden ser más apañados. Que sí, que estamos haciendo un poco de trampa, pero para eso están las latas de conservas, para sacarnos de un apuro de vez en cuando.