El desayuno es la comida más importante del día, de hecho siempre se ha dicho que deberíamos “desayunar como reyes, comer como príncipes y cenar como pobres” según el refrán. La verdad es que yo no suelo cumplir este consejo… la cena es mi comida favorita del día, y por la mañana soy incapaz de hipoticar ni diez minutos de sueño por una tostada.

Ingredientes

  • 1 Tortita de trigo
  • 2 lonchas finas de Pavo
  • Queso untable light (tipo Philadelphia)

Noticias relacionadas

La cosa es que con la jornada intensiva en el trabajo, me es imposible aguantar hasta que llego a casa a comer con sólo algún café y pieza de fruta. Algunos días caigo en la tentación y me hago/compro un sandwich mixto, pero por no abusar de ellos y estar comiendo tanto pan y mantequilla y cuidarme un poco, estoy volviendo a recurrir a uno de mis clásicos: Burritos light de pavo y queso.

Burrito_Light_Pavo_Queso6

 

Preparación

Ponemos una sartén pequeña a calentar en el fuego, y mientras adquiere la temperatura que necesitamos, extendemos el queso untable con ayuda de un cuchillo por toda la superficie de la tortita. A continuación, disponemos el pavo doblando las lonchas de manera que queden centradas en la parte interior.

Doblamos la tortita a modo burrito, como si fuese un sobre (foto #3) y lo colocamos boca abajo para evitar que se abra. Lo dejamos un par de minutos por cada lado a fuego medio para que se dore al gusto.

Resultado

Una manera muy rápida y ligera de disfrutar de un desayuno bien completo. Evidentemente podéis prepararlo en cualquier momento, yo sólo os dejo una sugerencia para empezar bien el día y empleando muy muy poquito tiempo. Me encanta el contraste frío-calor del relleno y de la tortita crujiente, por no decir del queso derretido… ¡espero que os guste!

Tiempo: 5 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 1/5

Precio: 1€