La alta cocina empieza a viajar a nuestras casas. Hace un tiempo hablábamos del proyecto de Paco Roncero y Ramón Freixa de delivery junto a Uber Eats. David Muñoz también se lanzó a la propuesta de comida a domicilio con El GoXO.

Noticias relacionadas

Ahora, Mario Sandoval une fuerzas con Glovo para aumentar el volumen de su delivery sostenible, CoquettoGo. ¿Qué ha llevado a los hermanos Sandoval a aliarse con el gigante de la comida a domicilio? 

CoquettoGo, restaurante de cocina esencial, también pensado como delivery

¿Por qué CoquettoGo también nació como delivery? "Queríamos revalorizar la cocina de nuestra casa, la que habíamos comido cuando éramos pequeños. Buscábamos esa cocina natural, tocada por un poco de brasa en el horno de leña. El típico restaurante en el que te gustaría comer todos los días, con verduras naturales, ensaladas frescas, sopas, gazpachos y producto de cercanía, donde poder comer algo hecho al momento, reciente y de temporada", explica Mario Sandoval.

"CoquettoGo nace en el siglo XXI, ya no es un concepto de hace 60 años, y por ello nace con un ADN distinto. Veíamos venir que había mucho movimiento de take away de delivery en el barrio. Junto a unos alumnos del Basque Culinary Center, desarrollamos el concepto de lo que es hoy en día"

Y es que Coquetto Bar, el concepto informal de los hermanos Sandoval, iba a abrir sus puertas el pasado 14 de marzo, día en el que se decretó el Estado de Alarma en nuestro país. Tenían todo diseñado y listo pero la pandemia detuvo sus planes. "Coquetto ya nacía con su propio ADN, también como un delivery antes de la pandemia. Cuando todo parecía ir a mejor, sacamos el delivery. Primero fueron una serie de platos que teníamos estipulados, como la costilla de vaca, el cochinillo, etc. y clásicos de Coque y menús, con primero, plato principal y acompañamiento y postre, que funcionaron de maravilla", apunta Sandoval. 

Y aquí nos surge la duda, que ha quedado más que resuelta viendo el delivery que ha llegado a nuestras vidas en los últimos meses: ¿Viaja bien la alta cocina? "Tenemos que abanderar una parte del delivery. Si piensas en mexicano de nivel, te viene Punto MX, si es un japonés, Kabuki y si piensas que quieres una carne rica y producto, queremos que pienses en CoquettoGo", sentencia Sandoval y continúa "Hemos encontrado nuestro hueco, por ejemplo con piezas de carne que normalmente no cocinas en casa, que tardas mucho tiempo en hacer. Una costilla de vaca que tarda 24 horas en hacerse a baja temperatura, un jarrete de ternera, un cochinillo lacado, una carrillera... Productos que los haces de Pascuas a Ramos, pero no habitualmente."

Para ello diseñaron un revolucionario concepto de delivery eficiente, en vehículos híbridos, bicicletas, con camareros de calle, packaging biodegradable... que pronto llamó la atención de una de las plataformas más consolidadas del delivery en nuestro país. 

CoquettoGo, ahora se puede pedir a través de Glovo

Ahora, CoquettoGo llega a Glovo, como aliado tecnológico de crecimiento en esta nueva andadura. "Nos gusta andar el camino con personas que nos enseñen en nuestro sector. Para llegar a más público necesitamos una plataforma que ya sea líder del mercado", nos cuenta Mario. 

Así, tras varias reuniones, Glovo empezó a funcionar como plataforma para el reparto de CoquettoGo el pasado 22 de julio. "Nuestro delivery se basa en la sostenibilidad, la eficiencia energética, el packaging biodegradable... Queríamos que ese punto de experiencia que llegue a tu casa, sea igual que comer en el restaurante. Para ello necesitábamos un soporte de reparto que se adaptase".

Así fue como Glovo, se adaptó al sistema implantado por CoquettoGo, haciendo el reparto con su flota de repartidores y vehículos híbridos enchufables. "Es un gran avance para nosotros, el poder enviar a través de una plataforma líder en España. Nos va a dar mucha visibilidad y permite que nuestra filosofía de cocina llegue a más gente."

Producto, proximidad, temporada. CoquettoGo llega para llenar un vacío en el delivery, ahora disponible a través de Glovo. Cuidan hasta el último detalle, por ello funcionan con un sistema de pre-orden de 24 horas.

En la carta encontrarás entrantes, platos para dos, guarniciones y postres, así como tres opciones de menú. Algunas de las opciones estrella de la carta son el ajoblanco de almendra, el cochinillo o el jarrete de ternera asado, junto con acompañantes como lechuga viva o postres como el chocolate crujiente.