La pasta es uno de los alimentos que más carbohidratos aporta a nuestra dieta.

La pasta es uno de los alimentos que más carbohidratos aporta a nuestra dieta. Pixabay

Salud Nutrición

Comer pasta tres veces a la semana ayuda a adelgazar, si está bien acompañada

En el contexto de una dieta con alimentos de bajo índice glucémico, la pasta no está asociada a una mayor ganancia de peso. 

Si bien las directrices de salud oficiales nunca han desaconsejado la pasta, este alimento se ha visto atacado por las dietas de moda que abogan por una alimentación bajas en carbohidratos.

Uniéndose a los defensores de la dieta Atkins, algunos médicos se han vuelto en contra de los carbohidratos como parte de una reacción en contra de la demonización de la carne y los productos lácteos. "Gran parte de la atención se ha centrado en los azúcares, pero los alimentos básicos tradicionales como la pasta, el arroz y el pan están cada vez más implicados en las epidemias de la obesidad", escribe John Sievenpiper del St Michael's Hospital en Toronto en la revista BMJ Open.

¿Pasta o bacon?

Los investigadores encontraron 32 ensayos aleatorios que analizaron el consumo de pasta como parte de una dieta saludable, donde las personas comían un promedio de tres porciones a la semana en lugar de otros carbohidratos. A diferencia de otros carbohidratos refinados, la pasta tiene un bajo "índice glucémico", lo que significa que no provoca un aumento en el azúcar en la sangre y todas las pruebas analizaron a las personas que intentaban evitar los alimentos "con IG alto".

Durante cuatro meses, las personas que comieron pasta de esta manera perdieron 0,63 kg, mientras que no observaron un aumento en la grasa corporal, según muestran los resultados combinados. "El estudio encontró que la pasta no contribuyó al aumento de peso o al aumento de la grasa corporal", dijo Sievenpiper. "De hecho, el análisis en realidad mostró una pequeña pérdida de peso. Por lo tanto, contrariamente a las preocupaciones, tal vez la pasta puede ser parte de una dieta saludable, como una dieta baja en IG".

Agregó: "Ahora podemos decir con cierta confianza que la pasta no tiene un efecto adverso en los resultados del peso corporal cuando se consume como parte de un patrón dietético saludable". Su equipo dice que sus resultados son importantes "dados los mensajes negativos con los que el público ha sido inundado con respecto a los carbohidratos".

Se cree que los alimentos de bajo IG son más saciantes, lo que significa que a las personas les resulta más fácil comer menos. Una dieta mediterránea rica en vegetales, nueces y aceite de oliva ha demostrado repetidamente que beneficia al corazón y el Dr. Sievenpiper dijo que tenía sentido que las comidas basadas en pasta fueran parte de esta dieta.

El profesor Naveed Sattar de la Universidad de Glasgow estuvo de acuerdo: "Al final, el aumento de peso se produce con un consumo excesivo de calorías y, por lo tanto, el tamaño de las porciones es importante. Las porciones regulares de pasta sana pueden ser parte de una dieta sana y equilibrada ".